26|1|2023

Todesca y la rosca del BID: cómo ganar lugar para las mujeres (aun perdiendo)

26 de noviembre de 2022

26 de noviembre de 2022

La funcionaria le contó a Letra P las negociaciones detrás de su candidatura. “La Argentina impuso la agenda de economía del cuidado” en el organismo, sostuvo.

Las razones por las que fue propuesta como candidata a la presidencia del Banco Intermaricano de Desarrollo (BID) son tan válidas como las razones por las que esa candidatura fue retirada. Eso sostiene Cecilia Todesca en diálogo con Letra P. En otras palabras, no la pusieron y la sacaron, sino que la economista participó de la rosca que terminó con la elección del brasilero Ilan Goldfajn. Antes y después. En el durante, se dedicó más intensamente a “ser candidata”: a prepararse para las presentaciones ante la asamblea de gobernadores, con el peso no menor de ser la primera mujer en 60 años en llegar tan lejos en la carrera por la conducción de ese organismo. Aunque esta vez no presidirá el BID, la economista considera un logro importante haber llevado e impuesto la agenda de la economía del cuidado, un eje que no estaba en consideración. “Es emocionante llegar a un lugar porque empujan todas”, dice la funcionaria, la única que estuvo en la ronda final, ya que Alicia Bárcena (México) y Laura Chinchilla (Costa Rica) declinaron antes.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

“La primera estrategia de la Argentina fue consensuar con el resto de los países de la región un plan de trabajo y una candidata o un candidato para conducir el Banco”, explica Todesca.

 

El plan no llegó a buen puerto y cada país presentó sus candidaturas. La decisión del Gobierno fue, entonces,  llevar a una candidata propia. “Fui parte de esas conversaciones, no solo en términos de la importancia de que fuera una mujer, sino en la búsqueda de una agenda de trabajo para los próximos años del BID donde la equidad y la perspectiva de género tuvieran un lugar central por su impacto social y macroeconómico”, aclara la secretaria de Relaciones Internacionales de Cancillería. La misión argentina esperaba el apoyo de México, algo que finalmente no ocurrió.

 

En algunos ámbitos, la decisión del gobierno de Alberto Fernández de retirar su candidatura fue vista como un fracaso diplomático y del feminismo que había apoyado enfáticamente a Todesca para el BID. Cerca de quienes participaron en la negociación dicen que frente a la firmeza del candidato brasilero y los números del poroteo que no cerraban, la mejor opción fue apoyar a Goldfajn y pedir tres lugares. La otra opción era no llevarse nada y tener una candidatura testimonial. Entre quienes apoyaron a Todesca para la candidatura, aseguran que las expectativas de juntar los votos para llegar a la presidencia eran realistas, tan realistas como la decisión de bajarla y “rosquear” para llevarse algo a cambio.

 

Así lo cuenta la propia Todesca. “Cerca del día de la votación, el domingo pasado, se iniciaron conversaciones para ver qué apoyos podría tener cada candidatura. Para ese momento también quedó claro que el gobierno recientemente electo de Brasil apoyaba a su postulante. En esas circunstancias, la Argentina tomó la decisión de dar su apoyo al candidato de Brasil. ¿Por qué? Porque ese era nuestro plan original, porque siempre nos pareció que un candidato o candidata con más apoyos podría llevar delante de una forma más armónica la presidencia del BID”, resume.

 

Los cuidados en la agenda

La funcionaria destaca la creación en el organismo del Instituto de Género e Igualdad, que espera quede en manos de una figura designada por la Casa Rosada. “Está directamente relacionada con el planteo que hizo la Argentina, no de la cuestión de género, que ya estaba incorporada en los planes de trabajo del BID, sino más específicamente para trabajar en torno a la economía del cuidado”, insiste.

 

“Logramos que en el BID se ponga sobre la mesa este tema, se discuta y se le dé relevancia a esta parte de la agenda feminista que hace un tiempo se viene trabajando y que puede ser transformadora para la región”, añade. La presentación que llevó Todesca a la Asamblea de Gobernadores identificaba cinco problemas fundamentales de la región en los que el BID, sostiene la exvicejefa de Gabinete, “podía tener (o debía profundizar) su involucramiento. En primer término, la brecha de productividad; en segundo, exclusión social; en tercer lugar, la exclusión territorial y la problemática de la conectividad; cuarto el impacto del cambio climático y, el quinto, la ‘economía del cuidado’”.

 

Además de la dirección de este instituto, la Argentina se habría asegurado la vicepresidencia de Sectores y Conocimiento y la gerencia de Infraestructura. Entre ambas oficinas controlan el 40% del presupuesto del organismo.

 

Hasta el 19 de diciembre, cuando asuma el nuevo presidente del BID, el ministro de Economía, Sergio Massa, barajará los nombres para ocupar los cargos que se negociaron para la Argentina. El Instituto de Género todavía es una incógnita: “Hay muchas compañeras muy formadas que podrían ocupar el lugar”, responde, diplomática, Todesca.