24|11|2022

Rebelión en la granja opositora: la UCR se dobla y el PS hace su juego

24 de noviembre de 2022

24 de noviembre de 2022

La Asamblea Legislativa de Santa Fe reveló cómo juega cada bloque. Distanciamiento opositor e internas pintan futuro incierto para el armado 2023.

SANTA FE (Corresponsalía) La Asamblea Legislativa donde se trataron los pliegos del Tribunal de Cuentas, el Enress y los cargos para el Poder Judicial fue el escenario que dejó a las claras cómo se mueve cada bloque del arco no peronista. Las fracturas internas en la oposición son notorias y las posiciones se alejan cada vez más. De un lado, la UCR-NEO del diputado Maximiliano Pullaro, con algunos sectores aliados; del otro el socialismo acompañado por el radicalismo liderado por Julián Galdeano y en sintonía con CREO, el partido del intendente rosarino, Pablo Javkin. ¿Nuevo mapa para 2023?

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

La votación de los pliegos de jueces y juezas comunales lanzó la chispa para que se prenda un acalorado debate que iluminó las grietas opositoras. Las divisiones estuvieron en cómo se votaron algunos nombres, pero excede a esta cuestión particular y va hacia algo más profundo: demuestra la falta de entendimiento en ciertos aspectos políticos y actitudes que no comparten todos los bloques. Maximiliano Pullaro tomó distancia del caliente debate y su espacio parece alejarse de los socios recientes, como la UCR de Galdeano y Carolina Losada, pero también de los más antiguos, como el PS. A su vez, hay ciertas tensiones internas entre los senadores Felipe Michlig y Lisandro Enrico. En paralelo y sin demasiada prisa, pero con algo de constancia, los otros sectores rosquean, liman asperezas y piensan (por ahora solo eso) si es posible un futuro en conjunto.

 

El pullarismo tuvo como voceros a Fabián Bastía y Juan Cruz Cándido, quienes fueron muy vehementes contra el gobierno, pero también hubo espacio para profundizar las críticas que ya habían vertido sobre otros espacios opositores, puntualmente el socialismo. En su momento los acusaron de negociar acuerdos espurios o “contubernio” con el gobierno de Omar Perotti. “Es un papelón lo que estamos haciendo, por eso muchos no levantan la cabeza durante el debate”, describió Cándido.

 

Del otro lado, el contraataque no tardó en llegar. “La política no puede vivir sobreactuando de cara a las elecciones 2023”, dijo el socialista Joaquín Blanco. El rosarino respondió de alguna manera la alocución del sector del NEO que cuestionó la modalidad en que se eligieron los nombres de los pliegos, pero fue más allá, porque en el PS entienden que lo ocurrido excede a la votación en sí y se trata de una manera de hacer política. También dijo que se sintieron “agraviados” por el uso de palabras como “contubernio o connivencia”. “Hay que ponerle mucha buena voluntad para encontrarle algo de coherencia en la posición política”, fustigó el legislador.

 

Galdeano también tomó el rumbo de avalar varios pliegos y rechazar otros. Defendió el sistema y tomó distancia de la postura del NEO, acercándose al PS. “No me enojo porque se lancen acusaciones, porque en definitiva son miradas políticas, pero se cuestiona con un criterio que no es correcto”, argumentó efusivamente el legislador y posteriormente agregó; “Decir que yo salí 21 y me mandaron primero es mentira. El sistema establece que se superó o no superó. No implicaba ningún ordenamiento”. Apuntó a derrumbar la postura pullarista de "acomodos".

 

Al PJ le tocó ser espectador de la guerra ajena. Incluso, el diputado Leandro Busatto, hombre de Agustín Rossi y varias veces crítico de Perotti, defendió en cierto modo el accionar del Ejecutivo y lanzó varias críticas al actuar socialista en el pasado. El justicialismo, y en especial el gobernador Perotti, con una importante cantidad de pliegos aprobados al cierre de esta nota, salieron bastante airosos. Quizás el detalle que no pasará desapercibido para el mandatario es que el senador Miguel Rabbia, ladero político de Marcelo Lewandowski, se abstuvo en todos los pliegos para los juzgados comunales.

 

En el tablero opositor las fichas se mueven y la idea de un gran frente de frentes antiperonista parece algo difícil de lograr, no al menos sin internas. Las charlas entre diferentes actores toman otro rumbo y el escenario de tres grandes tercios para 2023 no está del todo descartado.