25|10|2021

La manesmanía neutralizó el poder seccional de caciques PRO del interior

13 de septiembre de 2021

13 de septiembre de 2021

El padrón de Bertellys y Galli no pudo en la Séptima. En la Cuarta, Petrecca no irradió y Barroso cayó. Alfiles de Montenegro y Gay, abajo en la Quinta y Sexta.

Una de las incógnitas que planteaban estas PASO pasaba por el grado de influencia que podían llegar a tener en las internas seccionales de Juntos aquellos intendentes del PRO que comandan los principales bastiones en cada una de las secciones del interior bonaerense. El resultado fue elocuente: de las cinco jurisdicciones que comprenden la provincia profunda (Segunda, Cuarta, Quinta, Sexta y Séptima), la propuesta seccional amarilla solo pudo imponerse en una (Segunda), mientras que en las cuatro restantes la estructura radical atada a la imagen taquillera de Facundo Manes logró imponer a sus precandidatos a la Legislatura.

 

El caso paradigmático fue el de la Cuarta sección (noroeste bonaerense), donde se registró el triunfo boinablanca más elocuente. Allí, la boleta seccional de Dar el Paso comandada por la intendenta de General Arenales y vice del Comité Provincia, Érica Revilla, se impuso 60 a 40% a la nómina amarilla liderada por Yamila Alonso, funcionaria de la gestión PRO de Pablo Petrecca en Junín, el distrito más voluminoso de la Cuarta.

 

Aunque en terreno juninense la lista de Alonso se impuso con holgura -lo mismo que la boleta PRO al Concejo-, el armado de Petrecca (con injerencia seccional en las últimas ruedas electorales) no logró irradiar al resto de la región y pierde terreno a corto y mediano plazo ante la estructura radical que hizo valer el peso de varios de sus intendentes allí -no solo Revilla, sino también Miguel Fernández (Trenque Lauquen) y Víctor Aiola (Chacabuco).

 

Más acentuado fue el revés para el otro intendente PRO de la Cuarta, Mariano Barroso (Nueve de Julio), que no solo ve relegada la perspectiva de colocar un alfil en la Legislatura provincial (Paolo Barbieri, que secundaba a Alonso), sino que también su lista al Concejo fue derrotada por más de 13 puntos por la propuesta encabezada por el radical Ignacio Palacios. Dirigente de Evolución, Palacios había pretendido sin éxito plantar una interna a Barroso en 2019. En este 2021 tuvo revancha y se perfila a 2023 en busca de la intendencia, aspiración que confirmó a Letra P.

 

En la Séptima se registró otro de los triunfos seccionales más significativos del radicalismo. En la contienda entre el padrón que predominaba en los dos distritos más voluminosos (Olavarría y Azul) y el territorio en donde la estructura radical conserva una fuerte raíz, finalmente se impuso la boleta liderada por el senador UCR y exintendente de General Alvear Alejandro Cellillo. Fue 52 a 48. Con este resultado, las pretensiones de liderazgo seccional puestas de manifiesto en las huestes del intendente olavarriense, Ezequiel Galli, se ven erosionadas, considerando que quien encabezaba la lista amarilla en la Séptima era uno de sus funcionarios de su máxima confianza, Diego Robbiani.

 

En Olavarría, esa lista seccional (junto con la boleta local bendecida por el intendente) se impuso por amplio margen, pero no fue suficiente, ya que, en el segundo bastión en términos de electores, Azul, su socio Hernán Bertellys no hizo su parte. El mandatario azuleño había anotado en el segundo casillero de esa boleta seccional a la actual senadora Lucrecia Egger, esposa de su secretario de Gabinete y principal armador, Alejandro Vieyra. Pero allí, tanto esa lista como la propuesta local impulsada por Bertellys cayó ante Dar el Paso, espacio donde juega el exintendente azuleño Omar Duclós (GEN).

 

A eso, se suman triunfos contundentes con raigambre radical en el resto de la sección, siendo el más significativo el registrado en Saladillo (70 a 30), donde gobierna José Luis Salomón (UCR) y es el distrito base de la referente seccional del radicalismo, la diputada provincial y vice del Comité nacional, Alejandra Lordén, otra de las ganadoras de la jornada electoral.

 

En la Quinta, en tanto, el intendente de Mar del Plata, Guillermo Montenegro, no logró irradiar la gravitación de su distrito en términos seccionales para imponer allí la lista encabezada por su coordinador de Gabinete, Alejandro Rabinovich, que cayó ante la boleta de Dar el Paso, que en esta región lideró el presidente del Concejo Deliberante marplatense, Ariel Martínez Bordaisco, hombre que reporta directamente al titular de la UCR bonaerense, Maximiliano Abad. Fue 53,74 a 46,25%.

 

Con lista de unidad entre amarillos y radicales en Mar del Plata, la contienda se trasladó al campo seccional y, allí, fue clave a la hora de inclinar la balanza el peso de numerosos municipios al mando de radicales que, aunque de menor volumen electoral en relación a General Pueyrredón, en la sumatoria fueron determinantes.

 

Es que, en Mar del Plata, la lista de Rabinovich ganó por casi diez puntos. Incluso esa lista seccional donde confluían el PRO y la Coalición Cívica obtuvo triunfos en otros puntos fuertes como La Costa, Necochea, Miramar y Pinamar. Pero en todos esos casos fue por estrecho margen, mientras que en comunas radicales, entre las que prevaleció Tandil (65 a 35), la diferencia obtenida por Dar el Paso fue más significativa.

 

Algo similar sucedió en la Sexta, donde el predominio electoral de Bahía Blanca no bastó para que el presidente del Concejo Deliberante bahiense, Marcelo Campagnoni, lograra imponerse a la propuesta seccional de Dar el Paso comandada por el locutor Lorenzo Natali, que se impuso por siete puntos.

 

Alfil del intendente PRO Héctor Gay, Campagnoni fue el más votado en el distrito bahiense y también cosechó un fuerte respaldo en otro municipio amarillo de la Sexta, Coronel Rosales (Punta Alta), donde se impuso 65 a 35. Pero la estructura radical logró hacerse valer con mayor contundencia en otros distritos de la sección, como Puan (donde el intendente Facundo Castelli integra la lista de Natali) o Adolfo Alsina, distrito base de uno de los principales referentes seccionales de la UCR, el senador y exintendente David Hirtz. También, el radicalismo ganó la interna en puntos fuertes de la Sexta como Tres Arroyos y Patagones.