EL GRAN HERMANO DEL DÓLAR

La Aduana detectó un festival de maniobras truchas para eludir el cepo

Aplicó multas por U$S300 millones en un semestre, igual que en todo 2020. De fondo, la tentación de dejar verdes en el exterior y conseguirlos a valor oficial.

La Aduana detectó en el primer semestre del año maniobras de subfacturación de exportaciones y sobrefacturación de importaciones que motivaron multas por U$S300 millones, un monto similar al que había relevado en todo 2020, de acuerdo con la información oficial.

 

El mayor volumen de comercio y el cepo -que tienta a las empresas a evitar el control oficial sobre los dólares- explicaron la proliferación de maniobras, que también surgen por el mayor énfasis que ponen los organismos de control en cruzar información.

 

De acuerdo con la Aduana, en la primera mitad del año se detectaron 2500 maniobras para evitar el ingreso de divisas o conseguir más dólares al tipo de cambio oficial. En exportación, se detectaron subfacturaciones que implicaron penalizaciones por U$S115 millones. La sobrefacturación de importaciones relevada provocó multas por U$S184 millones. En todo 2020, el organismo oficial informó 2812 episodios que significaron U$S330 millones en multas: 1203 casos vinculados a la sobrefacturación de compras (U$S98,76 millones) y 1609 subfacturaciones de ventas (U$S238,42 millones).

 

Al subfacturar exportaciones, las empresas logran dejar dólares en el exterior, lejos del radar de la AFIP y del Banco Central, y evitan tener que ingresarlos al tipo de cambio oficial menos impuestos. En cambio, pueden entrarlos vía contado con liqui inverso y convertirlos a pesos a $167. Al sobrefacturar importaciones, el objetivo es conseguir más dólares al tipo de cambio oficial que luego se pueden canjear en los mercados paralelos.

 

“La Aduana cuenta con instrumentos para evitar maniobras abusivas en el comercio exterior que siempre se están perfeccionando, actualizando y modernizando. Se efectúan análisis e investigaciones de manera permanente en los distintos sectores de la economía, además de las fiscalizaciones”, dijo la directora de general de Aduanas, Silvia Traverso.

 

Las irregularidades terminan con denuncias judiciales o multas. Las mercaderías fueron soja y otros productos agropecuarios, carne bovina, caballos (exportaciones) y automóviles de alta gama (importaciones), entre otros. A fines de mayo, la Aduana denunció a 19 frigoríficos por subfacturación de exportaciones de carne, con multas por U$S6 millones. Fue en medio del conflicto con la agroindustria por el cierre de ventas. Si bien discursivamente el Gobierno apuntó a frigoríficos menores, que veían en la exportación un negocio de oportunidad, las multas alcanzan a también a entidades grandes, que concentran el grueso de las operaciones y subalquilan instalaciones a los más chicos.

 

Desde octubre, en medio de la disparada de las divisas alternativas que siguió al último torniquete del cepo, el Banco Central, la AFIP y el Ministerio de Desarrollo Productivo cruzaron más información para vigilar las maniobras para acceder a más divisas y para declarar menos ventas. A principios de año, el BCRA creó un registro en el que las cien principales empresas exportadoras e importadoras deben informar en tiempo real sus operaciones. Es una manera de detectar inconsistencias antes de abrir una instancia administrativa pero, sobre todo, un control sobre lo que hacen las cerealeras, las automotrices y otras grandes firmas de comercio exterior.

 

Así y todo, el Gobierno dice que no faltarán dólares para importadores y muestra que las compras al exterior crecen mes a mes, sobre todo aquellas de bienes de capital, insumos y piezas. En junio, la compra de divisas para pagar importaciones creció 15 por ciento desde mayo. Los primeros datos de julio muestras que ese ritmo continúa. Mientras, el BCRA compra el excedente de divisas que liquida el agro en el tramo final de la venta de la cosecha gruesa.

 

la actividad economica cayo 8,4% en marzo, el mayor derrumbe desde la pandemia
La crisis del gas de Javier Milei, el colmo del ajuste y otro default de gestión

También te puede interesar