12|10|2021

Jujuy va a las urnas en un escenario a la medida de Morales

22 de junio de 2021

22 de junio de 2021

El peronismo llega dividido a los comicios de este domingo y le abre la puerta al gobernador para afianzar su poder local y proyectarse como presidenciable.

Mientras pide pista para el radicalismo en la interna de Juntos por el Cambio, el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, llegará este domingo a las elecciones de medio término de la provincia con un escenario político favorable y el peronismo partido en cinco alianzas que pujan por posicionarse en el Frente de Todos para el armado de listas nacionales.

 

“¿Esto lo armaste vos, Gerardo?”, le preguntó, en broma, hace pocos días a Morales un ministro de primera línea de su gabinete, refiriéndose a la fragmentación peronista, que buscará darle pelea en las urnas. “Si hubiéramos querido armar nosotros el escenario electoral, no nos hubiera salido tan bien”, le dijo el mismo ministro a Letra P para graficar la situación política jujeña.

 

Jujuy será la segunda provincia en celebrar elecciones en plena pandemia. Morales anunció la fecha a fines de marzo, cuando la segunda ola de coronavirus recién comenzaba. Fue el tercer gobernador en sumarse a la idea de desdoblar los comicios locales para despegarse del debate nacional entre el Frente de Todos y Juntos por el Cambio. Los otros dos fueron Oscar Herrera Ahuad (Misiones) y Gustavo Sáenz (Salta).

 

Las elecciones de Misiones se celebraron el 6 de junio y le dieron un amplio triunfo al Frente de la Concordia Misionero, que ratificó su hegemonía. En Salta, la pandemia obligó a Sáenz a postergar la fecha, originalmente prevista para el 4 de julio, para el 15 de agosto. En Jujuy, Morales abrió la puerta para mover la fecha, en caso de que fuera necesario, pero finalmente mantuvo el cronograma fijado. La provincia ya vacunó cerca del 40% de la población con primera dosis y al 10%, con la segunda. Fuentes del gobierno de Morales aseguran que la situación sanitaria está estable, con tendencia a la baja, al igual que en el resto del país.

 

Jujuy renovará el domingo 24 legisladores provinciales, de los cuales 13 responden a Morales, que llega a la elección involucrado en la discusión nacional de Juntos por el Cambio, donde busca más protagonismo para la UCR. El gobernador disparó en los últimos días contra las discusiones públicas de Horacio Rodríguez Larreta y Mauricio Macri al afirmar que el espacio “se está convirtiendo en una telenovela del PRO”, y marcó la cancha para las elecciones 2023.

 

“Está un poco agotado el tema de los que creen que porque gobiernan la Ciudad de Buenos Aires conocen todo el país, creo que no lo conocen mucho", dijo Morales, y se anotó en la pelea presidencial. El jujeño cree que la UCR tiene que llegar a las próximas presidenciales con una candidatura propia fortalecida, que no haga “el papel de sparring” que hizo Ernesto Sanz en 2015 con Macri. El lugar lo podrá ocupar él “u otro que esté bien posicionado” dentro del radicalismo, dicen en Jujuy.

 

Con ese espíritu se lanzará este domingo a revalidar su liderazgo en Jujuy. La oposición le da ventaja. Como publicó Letra P, aunque la Casa Rosada intentó evitarlo, el peronismo llega a las elecciones partido en cinco frentes electorales diferentes. La primera alternativa peronista inscripta fue el Frente de Todos- PJ, que impulsa el presidente del Partido Justicialista, Rubén Rivarola. El candidato del espacio es Pedro Belizan.

 

Por otro lado, quedó el espacio que lidera la diputada nacional del Frente de Todos Carolina Moisés, Todos por Jujuy, que llevará como cabeza a Carlos de Aparici. Además, se inscribieron el frente Jujuy Puede, del diputado nacional del Frente de Todos José Luis Martiarena; el Frente Unidad por la Victoria, vinculado con la Tupac Amaru, de Milagro Sala, que lleva a Diego “Dingui” Martín Palmieri; y el Frente Popular por Vos, del economista de la Universidad de Jujuy, Guillermo Sapag.

 

En la Casa Rosada siguen de cerca la definición, aunque a sabiendas de que al peronismo le espera una derrota que, en todo caso, servirá para poner blanco sobre negro cuál es la situación real de la dirigencia local en ese clima de dispersión. El resultado electoral, confían en el Frente de Todos, ayudará a “ordenar la interna” de cara al cierre de listas nacionales, el 24 de julio. En criollo, marcará cuánto vale cada aspirante local, para luego evaluar cómo cerrarán las boletas de postulantes para la Cámara de Diputados.

 

En tanto, Morales tiene una segunda ventaja competitiva. Su vicegobernador, Carlos Haquim, anotó a su frente, Primero Jujuy, para competir también en las legislativas locales. En la mesa chica del gobernador aseguran que la división responde a un acuerdo entre gobernador y vice para sumar más bancas, aunque en el peronismo apuntan que es una jugada de Haquim para posicionarse y mostrarle a Morales su propio poder de fuego.