25|7|2021

El productivista lo hizo: Perotti se sentó a la mesa nacional del Gas

13 de junio de 2021

13 de junio de 2021

Con 110 empresas que proveen bienes y servicios a Vaca Muerta, Santa Fe se metió en la rosca de los hidrocarburos, que tiene en danza unos u$s5.000 millones.

No todo es biocombustibles. La provincia de Santa Fe se metió en la rosca de los hidrocarburos a través de sus empresas industriales, muchas de las cuales ya venían trabajando de manera directa para Vaca Muerta. Con más de 100 pymes como proveedoras del yacimiento estrella, con una diversidad que incluye desde grandes calderas hasta, por ejemplo, tornillos, la administración que comanda el gobernador Omar Perotti logró sentarse a la denominada Mesa del Gas, un ámbito que procura aspirar un negocio millonario para las economías locales y en la que siempre tallaron fuerte los distritos patagónicos.

 

El negocio del Plan Gas AR implicará una inversión de 5.000 millones de dólares para el próximo lustro. No solo las grandes operadoras como Pampa Energía, Tecpetrol o YPF sacarán su tajada del diferencial que pagará el Estado por el nuevo shale extraído. Uno de los objetivos centrales del Gobierno será impulsar el desarrollo de proveedores locales. 

 

En la industria se sabe que las grandes compañías no tienen pruritos a la hora de importar lo que sea, por más que eso implique una salida de divisas. Por esa razón, en el marco del Plan Gas AR, la Secretaría de Energía les solicitó a todas las operadoras de la Cuenca Neuquina y del Golfo San Jorge que informasen el listado completo de las empresas de bienes y servicios que contrataron en 2019 para conformar una gran base de datos que reflejase la necesidad de proveedores de la industria.

 

“La información es poder”, dicen los que saben. Con esos datos, las petroleras primero deberán mirar hacia adentro, si es que quieren recibir el diferencial por el precio del gas. 

 

Históricamente, quienes lideraron los regímenes de promoción de compre local fueron las provincias patagónicas, ciento por ciento vinculadas a la producción de hidrocarburos. Santa Cruz, por caso, en cada una de sus prórrogas de concesiones petroleras incluye cláusulas de "Compre local". Los proveedores industriales, sin embargo, no están solamente en las jurisdicciones del sur. Lo prueban las 110 empresas santafesinas, entre grandes y pymes, que trabajan directamente con Vaca Muerta.

 

La primera reunión de la Mesa del Gas se realizó con la participación de Tierra del Fuego, Santa Cruz, Chubut, Río Negro y Neuquén.

 

“Quizás nosotros produzcamos algo para Vaca Muerta”, fue lo que pensó Juan Dangelosante, presidente de la empresa de Energía de Santa Fe (Enerfe). El PBI santafesino posee un componente industrial mucho mayor que el de otras jurisdicciones vinculadas a la (mal llamada) Pampa Húmeda.

 

Cuando el funcionario vio que se había concretado un primer encuentro de esa Mesa, no dudó en hablarlo con el secretario de Industria de la provincia, Claudio Mossuz. Y ahí les saltó la ficha. En 2019, Mossuz, por entonces dirigente de la Federación Industrial de Santa Fe, había participado de un encuentro de la industria petrolera. No era solo una presunción. Había más de un centenar.

 

Primero hablaron con Maggie Videla Oporto, subsecretaria de Hidrocarburos de la Nación, y luego hubo un cruce de mensajes directos con el Secretario de Energía, Darío Martínez. En mayo, le enviaron una nota formal con el listado de todas esas empresas, para que Santa Fe pudiera participar de la Mesa de Valor Agregado. El pasado 4 de junio fueron invitados a la primera reunión y este viernes 11, a la segunda.

 

“Que hayan abierto un listado con todas las necesidades de bienes y servicios que requiere la industria petrolera para extraer gas es una información muy valiosa. Si pensamos que el Plan Gas AR implicará una inversión de 5.000 millones de dólares en los próximos años, obviamente las pymes están con los ojos abiertos. Algunas, quizás, produzcan algo similar a lo que se necesita específicamente en Vaca Muerta y puedan reconvertirse. Las posibilidades son muchas”, sostuvo Dangelosante en diálogo con Letra P.

 

El Plan Gas AR prevé la sustitución de importaciones de gas por 30.804 millones de metros cúbicos; esto supone un ahorro en divisas de 9.274 millones de dólares. La lógica indica que, a mayor producción de gas, se necesitarán menos importaciones, aunque todavía persiste un fuerte ritmo de compras vía barcos regasificadores. También el "Compre local" debería contribuir a una menor salida de divisas. Ahí es donde juegan las pymes y las empresas regionales.

 

“Después de la tercera reunión quedará más definido cómo serán las licitaciones. El paso siguiente es reunirnos con nuestras pymes para ver quiénes pueden ingresar. Si las empresas locales empiezan a requerir beneficios específicos para no perder competitividad ante otras provincias, podríamos analizar la chance de generar algún régimen de promoción específico”, explicó el titular de Enerfe.

 

En Santa Fe consideran que es necesario diversificar al máximo la matriz energética, sobre todo teniendo en cuenta que China ya adelantó que de aquí a 40 años reducirá drásticamente el consumo de petróleo y lo reemplazará por otras fuentes. Por el momento, no obstante, hay espacio y oportunidades para profundizar toda la producción energética, con la mirada no solo puesta en la oferta sino en la demanda.

 

“Si queremos más industrias, es decir más empresas que demanden energía, tenemos que ver el tema desde la oferta y la demanda puntual de las empresas”, agregó Dangelosante. No es lo mismo que dejar todo librado a la mano invisible del mercado. Este razonamiento implica otra cuestión de fondo. La provincia fue una de las que más reclamó por la prórroga del actual régimen de promoción de los biocombustibles, en rechazo a la propuesta del Frente de Todos; incluso reclamó un mayor corte de energías verdes.

 

“Una cosa no quita la otra. Tenemos que resolver esas antinomias. Nuestro rol es generar, desde la política, las condiciones para que luego nuestras pymes se metan en el negocio. Es decir, pensar la política desde un círculo virtuoso”, concluyó el funcionario santafesino.