15|6|2022

06 de marzo de 2021

06 de marzo de 2021

El vicejefe de gobierno porteño volvió a La Plata. Se afirma en el intendentismo y sigue su gira bonaerense. La indefinición de Vidal habilita el libre juego.

Pese a la tensión subyacente debido al enfrentamiento que tarde o temprano librarán por el traje de candidato del PRO a la madre de todas las batallas, el intendentismo bonaerense y el más encumbrado porteñismo amarillo representado en el vicejefe de gobierno, Diego Santilli, avanzan a la par en el arranque de la pretemporada electoral de medio término. Necesitan mantenerse unidos ante el kirchnerismo gobernante. En ese contexto, el enviado de Horacio Rodríguez Larreta volvió a recorrer La Plata junto a quien la gobierna, el macrista Julio Garro, uno de los cuatro comandantes del Grupo Dorrego. La indefinición de María Eugenia Vidal, la figura de Cambiemos de mayor peso en Buenos Aires, posibilita el libre juego: “Mientras siga el enigma Vidal, todos pueden caminar la provincia”, avisa el larretismo. Y Santilli se afirma en los jefes comunales con los que está en disputa para engrosar su plataforma de lanzamiento. 

 

En efecto, la visita de Santilli a la capital de la provincia más grande del país puede verse también como el primer tampolín con estructura comunal que tiene el vicejefe de Gobierno porteño hacia la construcción de su plataforma electoral; una en la que deberá medirse en las urnas con otros candidatos y -tal vez- una candidata mujer: los intendentes Jorge Macri (PRO-Vicente López) y Gustavo Posse (UCR-San Isidro), el expresidente de la Cámara baja de la Nación Emilio Monzó, la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió; el exministro de Gobierno bonaerense Joaquín de la Torre y el titular del bloque de diputados nacionales del PRO, Cristian Ritondo.

 

Santilli y Garro de recorrida por el centro gastronómico platense

Es la segunda vez que el general del Señor Prudencia explora el territorio bonaerense en una semana y hace eje en la problemática de la inseguridad. También aprovechó para recorrer un polo gastronómico y dialogar con comerciantes, lo que, junto a un café político para cerrar la jornada, suman al manual completo del dirigente que busca hacerse lugar para pelear la gobernación en 2023.

 

La visita fue en el marco de la presentación de nuevos móviles que serán destinados a la Guardia Urbana de Prevención (GUP) de La Plata. Allí, Santilli, quien está a cargo del Ministerio de Seguridad y Justicia de la Ciudad de Buenos Aires, destacó: “El delito no reconoce fronteras, por eso es importante que colaboremos mutuamente para mejorar la seguridad de todos”. En tanto que Garro coincidió: “El trabajo en equipo con el Gobierno de la Ciudad nos permite articular esfuerzos para optimizar las tareas de prevención del delito, intercambiando experiencias”. 

 

Garro dijo que comparte con Santilli “las mismas ganas de trabajar en la construcción de un futuro mejor”. Una frase que sirvió también de antesala de la reunión que mantuvo junto a funcionarios y dirigentes locales que militan bajo la conducción del líder del PRO platense pero que tienen orígenes en el peronismo, como Marcelo Leguizamón, Miguel Forte, Nelson Marino, Luis Barbier y Fabian Lugli.

 

La última incorporación de uno de ellos a las filas del garrismo se dio tras las elecciones de octubre. El candidato a tercer concejal de la lista de Tolosa Paz, el secretario general del Sindicato de Camioneros Seccional La Plata, Forte, se integró al oficialismo tras la derrota y fue designado secretario de Transporte. Siguió los pasos el entonces concejal Lugli, quien en plena campaña llamó a votar por Garro y luego fue nombrado secretario de Relaciones Políticas e Institucionales. Estos se sumaron a otros dos justicialistas inorgánicos que hace tiempo juegan con el macrismo: “Chubito” Leguizamón, secretario de Gobierno de la Comuna, y Barbier, secretario de Obras Públicas

 

El vicejefe de Gobierno porteño se había reunido el viernes pasado de manera virtual con más de 500 dirigentes bonaerenses, en el marco del Seminario de Gestión Pública Local y Regional dirigido por los senadores de Juntos por el Cambio Roberto Costa y Lucas Fiorini. La jornada, que se leyó como el regreso del enviado de Rodríguez Larreta a explorar territorio bonaerense, había contado con una agenda centrada en la gestión y la seguridad, dos de los temas que sigue de cerca y que pretende mostrar a partir de la administración de la Ciudad de Buenos Aires.