12|4|2021

Gutiérrez empuja por la exportación de hidrocarburos y desafía a Martínez

01 de marzo de 2021

01 de marzo de 2021

El gobernador de Neuquén repasó su gestión en pandemia y con un guiño a las petroleras le metió presión al secretario de Energía, que quiere su sillón en 2023.

El gobernador neuquino, Omar Gutiérrez, se fue de la Legislatura con la certeza de haber expuesto las bases del plan de reconstrucción provincial que se sustentará en la regionalización de la obra pública, el acuerdo con diferentes actores del Estado y la explotación de hidrocarburos. El eje principal de su discurso en la apertura de sesiones de este lunes le posibilitó ser vocero de las empresas que demandan exportar el gas y el petróleo que se extrae de la provincia, luego de que se garantice la demanda interna. La oposición, sobre todo el Frente de Todos, salió al cruce. “El gobierno nacional mantiene la provincia”, advirtieron legisladores del peronismo.

 

Con un pormenorizado repaso de la senda federal en Neuquén, el referente del Movimiento Popular Neuquino (MPN) habló de lo hecho en pandemia: qué hizo, cómo lo hizo y de qué forma enfrentó al virus. Prometió seguir con la vacunación, con acento en la equidad territorial y el fortalecimiento de los municipios.

 

El punto sobresaliente, previo al segmento energético, fue el de la renegociación de la deuda provincial. Ese instante sirvió para demostrar el alineamiento del MPN con el gobierno nacional. Le agradeció al ministro de Economía, Martín Guzmán, porque sin él “no podríamos haber superado” la negociación, que caracterizó como de “complejidad y distinta a otras jurisdicciones”.

 

Desde la asunción de Alberto Fernández, Gutiérrez se transformó en un aliado estratégico de la Casa Rosada. Afinó la comunicación con el justicialismo nacional y construyó en las extensas tierras de la Patagonia para el presidente. Rearmó la liga de gobernadores del sur como expresión de la regionalización nacional que el Presidente estimula. Su conductor político, Jorge Sapag, hizo su juego al reavivar el diálogo con el titular de la Cámara de Diputados de la Nación, Sergio Massa, para que Neuquén sume en el proyecto presidencial del mentor del Frente Renovador.

 

Este protagonismo impactó de lleno en el kirchnerismo local. La llegada de Darío Martínez a la Secretaría de Energía ilusionó al ala más moderada del PJ neuquino y algunos empezaron a construir la candidatura del funcionario. Este mediodía, Gutiérrez le envió indirectamente a Martínez un mensaje. “Necesitamos que quienes inviertan tengan libertad de exportación, con un régimen fiscal estable y competitivo”, pidió. De fondo, claro, está el beneplácito del sector que moviliza la economía.

 

Gutiérrez habló de exportar hidrocarburos.

Luego de que hablara el Presidente en el Congreso, Martínez ratificó el rumbo de la política energética, destacó el Plan Gas y el pedido de una ley que regule la explotación. "Alberto nos ordenó que aceleremos el diseño de un plan que multiplique la producción hidrocarburífera, nos conduzca hacia el autoabastecimiento, genere crecientes saldos exportables que fortalezcan las reservas del Banco Central, utilizando plenamente las potencialidades del desarrollo regional y nacional en materia de provisión de bienes y servicios y sustitución de importaciones en materia de bienes y tecnología nacional", aclaró.

 

Gutiérrez habló también de obras de conectividad en diferentes regiones. Sobre esos anuncios, el macrismo salió al cruce. En voz de la diputada Leticia Estévez (PRO) advirtieron un “refrito”. “Hicimos más de 50 pedidos de informes y no respondieron nada”, se quejó. En coincidencia, pero con otro objetivo, los ojos de Martínez en el parlamento, el diputado Darío Peralta, chicaneó al gobierno porque se mantuvo a flote por el respaldo de Balcarce 50. “Casi la totalidad de las obras que nombró Gutiérrez son financiadas por el gobierno nacional”, dijo a la salida del Palacio legislativo. 

 

Un apartado de Gutiérrez fue para los gremios, sobre todo a los petroleros. Guillermo Pereyra, a cargo del poderoso Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa, fue uno de los protagonistas principales del momento de la reactivación. “Gracias, Guillermo. Nos recuperamos de la peor crisis de la historia energética de Neuquén”, le dedicó. El final fue con un pedido especial para los docentes, por ahora el sector más belicoso que amenaza el inicio del ciclo lectivo. “Los aumentos son los que podemos cumplir”, les dijo.