Franco Flexas

“La sumisión ante el PRO no nos permitió tener más legisladores”

Espada del possismo en el interior bonaerense, el intendente de Viamonte apunta duro a la actual conducción de la UCR. Resolver tensiones y, después, ampliar.

Integrante de la primera hora del armado que encabeza Gustavo Posse en la interna de la UCR bonaerense, el intendente de General Viamonte (Los Toldos), Franco Flexas, critica enfáticamente el rol que mantuvo hasta el momento el Comité Provincia en la mesa de Juntos por el Cambio. En diálogo con Letra P, pone la necesidad de protagonismo en el centro y niega que el crecimiento de la cantidad de intendentes radicales desde 2015 haya tenido relación con el perfil de conducción partidaria del salvadorismo. En esa línea, asegura que, de no ser por la “sumisión ante el PRO”, la UCR tendría “el doble de legisladores”.

 

Quiere a Posse como próximo gobernador y afirma que Lousteau “tiene una llegada nacional que no tiene otro dirigente radical”. No opina sobre lo que debería hacer Vidal, pero reclama que no haya injerencia PRO en la interna boinablanca. Sobre si existe la posibilidad de reunificar los bloques de JxC y Cambio Federal, donde se alista el possismo, estima que, mientras no se definan “cuestiones estructurales de la nueva composición de Juntos por el Cambio, pueden existir estos dos bloques y hasta más".

 

Partícipe de recientes recorridas por el interior provincial como candidato a convencional nacional, destaca que las bases reclaman “un nuevo proyecto de radicalismo” en un contexto donde en elecciones pasadas “muchos de ellos no pudieron competir, se les negó esa posibilidad”. Por eso, también avizora importante “romper con algunos malos manejos de las juntas electorales de los partidos que después no permiten competir a todos". "Eso quita democracia”, advierte.

 

-¿Se cercenó la participación partidaria a los críticos de la conducción?

 

-Sí. Por un lado, en lo electoral cuando se negaron listas para presentarse en las PASO y también en la interna, cuando muchos afiliados no han figurado en los padrones. En esta última elección quisieron sacar de los padrones a muchos radicales de años y la Justicia finalmente los puso en su lugar, por lo que van a poder ser parte de esta competencia.

 

-¿Sobre qué políticas debería poner énfasis la próxima gestión de la UCR bonaerense?

 

-Primero, desarrollar un programa de gobierno provincial, con candidatos propios, mirar la provincia desde dentro, trabajar en la conformación de un equipo de gobierno integrado por gente del conurbano, pero también del interior, que es el que aporta la mayor cantidad de recursos a la provincia. Tenemos que ser más fuertes en las decisiones provinciales, algo que lamentablemente no se tuvo en los cuatro años de gobierno bonaerense de Cambiemos.

 

-Además de lo provincial, la lista legislativa seccional en la Cuarta estuvo liderada por el PRO en las últimas elecciones, ¿el radicalismo debe encabezar en la próxima?

 

-Se trata de recuperar el protagonismo que tenemos y no esperar los lugares que nos quiera entregar el PRO. Ahí está el cambio de concepción.

 

-En la conducción partidaria dicen que en estos años el partido se ganó protagonismo creciendo en cantidad de intendentes y legisladores…

 

-La cantidad de intendentes creció porque el radicalismo en el interior bonaerense siempre estuvo en competencia, aún en los peores años donde no había ningún candidato fuerte dentro del partido, por lo cual era natural que en 2015 se diera un crecimiento con una lista a nivel provincial y nacional mínimamente competitiva. Y podríamos tener el doble de los legisladores que tenemos pero esta sumisión ante el PRO no nos permitió tener muchos más. Contra eso estamos luchando, contra esa mirada de conformismo ante pocos lugares cuando en realidad nos corresponden otros.

 

-En el PRO, ya manifestaron aspiraciones de pelear por la gobernación dirigentes como Cristiam Ritondo, Jorge Macri y Emilio Monzó. ¿El radicalismo tiene figuras para ofrecer a esa contienda?

 

-Es claro que Gustavo Posse va a ser el candidato radical: ganará esa interna y seguramente será el próximo gobernador.

 

-¿Y cómo analiza el rol de Martín Lousteau dentro del radicalismo?

 

-Martín tiene una llegada nacional que no tiene otro dirigente radical y genera una esperanza impresionante fuera del partido, pero dentro del partido hay muchos miedos porque una figura así rompería con las estructuras clásicas que se conforman con mantener el poco poder que se tiene. Ha trascendido las fronteras y tiene mucha llegada a sectores de la juventud. Hace rato los radicales dijimos que queríamos llegar a esos sectores y, ahora que aparece una figura como Martín, hay quienes se resisten, cuando todos tendríamos que encolumnarnos y aprovechar una figura con tanto arraigo en la gente.

 

-¿De qué manera considera que Vidal puede aportar para que JxC vuelva a gobernar la provincia en 2023, liderando o acompañando?

 

-No me atrevería a decir lo que tiene que hacer el PRO. Es ella quien tendría que definir qué es lo que pretende hacer y en qué jurisdicción. Después, una persona que fue gobernadora es más que valorada.

 

-Dice que no quiere meterse en la interna del PRO. ¿El PRO se mete en la interna de la UCR?

 

-Esa es la diferencia que tenemos. Si el PRO quiere meterse en la interna del radicalismo, primero tendría que resolver la suya y, segundo, entender que no puede inmiscuirse en la realidad interna de otro partido, porque eso lleva a cometer errores. El radicalismo tiene más de 120 años de historia y puede resolver su interna con sus propios afiliados. Todavía tenemos mucho para aportar en conjunto a JxC con lo que decida el radical, no gente de afuera.

 

-¿Después de la interna deberían reunificarse los bloques legislativos?

 

-Eso va a darse naturalmente cuando exista un proyecto en conjunto, único y claro de ir en busca del poder en 2021 y 2023. Mientras sigan existiendo proyectos personales y todavía no se definan cuestiones estructurales de la nueva composición de Juntos por el Cambio, pueden existir estos dos bloques y hasta más. Es necesario unificar un proyecto, porque, además, la gente lo pide: más allá de las necesidades legislativas, está pidiendo un único proyecto y ojalá que podamos encarrilar esto después de las elecciones internas, llegar a un proceso donde se conjuguen todos los espacios y que todos tengan el lugar que les corresponde.

 

-¿Es necesaria la ampliación de JxC?

 

-Primero es fundamental fortalecer lo que tenemos. Todavía hay divisiones. Es necesario juntar a todas aquellas personas que piensen en la necesidad de reestructurar el país, pero es un proceso que tiene que darse posteriormente.

 

Javier Milei. 
El exintendente de Santa Fe, Emilio Jatón y el exsecretario general Mariano Granato.

También te puede interesar