11|4|2021

Progresistas, entre ensanchar su red y sumarse al FdT

26 de febrero de 2021

26 de febrero de 2021

Cómo jugará la centroizquierda afín al Gobierno. Vasos comunicantes, con actividades a la vista. Alternativas electorales, modelos a seguir y perspectivas.

Progresistas en Red se conformó hace poco más de un año como un espacio aglutinante de una abanico dirigencial con matriz de centroizquierda pero con extracciones diversas: desde radicales, pasando por socialistas y exlilitos hasta miembros fundadores del GEN que pegaron el portazo del partido por desavenencias con la orientación hacia JxC por parte de Margarita Stolbizer. Forjado como un ámbito de interacción y diálogo con el peronismo en particular y el Frente de Todos en general, desde el minuto uno marcó -con retórica de transversalidad- su respaldo inorgánico al gobierno de Alberto Fernández, con quien incluso sus dirigentes mantuvieron un zoom en medio de un 2020 donde anotaron recurrentes charlas virtuales con miembros del gabinete nacional.

 

Panel del primer encuentro de Progresistas en Red, a fines de 2019. Arroyo, Sarlo y Galmarini, entre los invitados.

El primer año electoral en la corta vida de este espacio aún lo ubica en zona de construcción. Con prudencia, diversas voces abordadas por Letra P marcan que, a priori, el objetivo es consolidar esta red que ya posee un armado nacional con anclaje definido en provincias como Formosa, Chaco, Catamarca, Tierra del Fuego (con la exgobernadora Fabiana Ríos), Santa Fe, Córdoba, CABA y Buenos Aires. Esa estructura es la que exhibirá en marzo próximo cuando realice el primer encuentro nacional, donde se evaluará el panorama en cada jurisdicción y la marcha del Gobierno.

 

Más allá de la evaluación interna de los pasos a seguir, se tiene prevista la realización de un seminario con figuras del  progresismo latinoamericano como el chileno Marcos Enríquez Ominami o Mónica Xavier (PS-Uruguay), además de la participación de diplomáticos afines como el embajador argentino en España, Ricardo Alfonsín. Además, se buscará la participación de funcionarios nacionales de primera línea.

 

En cuanto a la jugada electoral, se avizoran más apuestas distritales bajo sellos vecinales que una participación dirigencial dentro de listas del Frente de Todos. En Progresistas en Red consideran que el espacio tendría que desembocar a mediano o largo plazo en una construcción frentista en sintonía con el oficialismo a partir de lo que definen como “muy buen diálogo” con funcionarios como Gabriel Katopodis, Santiago Cafiero e integrantes del Frente Renovador. Pero, en el presente, no ven en el FdT una orgánica como para establecer lazos formales y discutir pautas de desembarco.

 

En esa línea, estiman que el marco ideal de ingreso sería un FdT institucionalizado con un modelo similar al Frente Amplio uruguayo, donde las distintas expresiones –del peronismo y no peronismo– “puedan converger, discutir propuestas, presentar diferencias y salvarlas”.

 

Así, enfatizan que no es la pretensión del espacio firmar un contrato de adhesión, sino garantizar la posibilidad de tener un lugar en el debate de políticas públicas con una visión de centroizquierda, donde apelan a “una inclusión social de calidad, no clientelar”. Desde esa óptica, consideran que el Gobierno necesita una “mirada clara” del progresismo.

 

Ante esas perspectivas, la articulación con diversos sectores se da al momento sin plasmar una presentación electoral partidaria. “Pero eso no quiere decir que en un futuro próximo se tenga”, aclaran.

 

Uno de los puntos donde Progresistas en Red registra mayor actividad es la provincia de Buenos Aires, donde articulan dirigentes como los exdiputados Juan Carlos Juárez (Luján), Pablo Farías (Mar del Plata), Pedro Simonini (Arrecifes), Virginia Linares (Bahía Blanca) y referentes como la exconcejala de Junín Cecilia Avila o el extitular del Instituto GEN Marcelo Ferreira, a quien diversas voces de este espacio ubican como uno de los armadores más activos.

 

La fuerte presencia de exmargaritos puede ser a futuro un canal de llegada de dirigentes de corte socialdemócrata que aún siguen en el GEN a la espera de una definición sobre el destino del partido y que, una desembocadura en JxC, podría ser el disparador para que sigan el camino de los viejos correligionarios que hoy interactúan en Progresistas en Red.

 

También se advierte como posible receptáculo de radicales críticos de la sociedad con el PRO. En efecto, ya comparten actividades con algunos dirigentes que reportan al sector referenciado con Ricardo Alfonsín. Amén de esto, en todos los rincones de este armado coinciden con la necesidad de dotar a Progresistas en Red de una mayor masa dirigencial y de jugadores de renombre para moldear un espacio que gane musculatura política.