¿Y DÓNDE ESTÁ EL PILOTO?

Alerta: nuevos focos de rebeldía en la tropa del candidato Berni

Un sector minoritario de la Bonaerense convoca a un sirenazo y a replicar la revuelta de septiembre de 2020. Apuntan a Arietto. Kicillof, sin comentarios.

El gobernador bonaerense Axel Kicillof tomó distancia del reclamo que vía redes sociales empiezan a fogonear sectores de la Policía bonaerense, donde circula un texto con un pedido de 21 puntos que van desde aumento salarial equiparado a las policías de la Ciudad y Federal hasta la libertad de elección de obra social y que no sea vía IOMA. El conflicto, que busca emparentarse al ocurrido en septiembre del año pasado, cuando la revuelta llegó hasta las puertas de la gobernación en La Plata y la Quinta de Olivos, vuelve a poner en escena al ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni. Cerca del funcionario, lanzado a una campaña de instalación como candidato al puesto que ejerce su jefe Kicillof, cuestionan a la oposición y tildan de antidemocrático la movida que emergería en las calles el jueves 11 de febrero. 

 

Este martes, Letra P le preguntó al gobernador sobre la misiva que circula por redes y que referentes de la oposición como Florencio Arietto (PRO) se encargaron de replicar en sus propias cuentas. El mandatario optó por no emitir opinión sobre la movida, que se impulsa con fuerza desde un sector autodenominado Sindicato Policial de la provincia de Buenos Aires (SIPOBA), el mismo que encabezó el germen de la revuelta del 2020 y está conducido por Nicolás Masi. Al ser una fuerza armada, la Policía no puede sindicalizarse. 

 

“De momento no tengo ningún comentario; en estos días estamos terminando de entregar los patrulleros porque fueron comprados descentralizadamente en los municipios y además estamos con un Operativo Sol muy particular”, sostuvo Kicillof ante la consulta de este medio. El mandatario también dijo sobre la vacunación contra el coronavirus que “las fuerzas de seguridad están en riesgo y vamos a hacer campañas específicas –de vacunación-, pero (la inmunización) es voluntaria”, aclaró. A este martes, menos del 2% de las personas anotadas para la recibir la vacuna contra el coronavirus pertenece a las fuerzas de seguridad. En la gobernación miran de cerca ese punto y preparan campañas para llamar a la vacunación dentro de la Policía. 

 

Cuatro meses y veinte días pasaron del fin de la protesta policial en territorio bonaerense. Fue cuando el gobierno resolvió llevar el salario mínimo a 44 mil pesos y replicar ese aumento a todas las categorías, además de las mejoras en las horas extras y un incremento en el pago de indumentaria. Cuando la revuelta azul se desplegó con fuerza en distintos puntos del conurbano y las sirenas llegaron hasta la ventana de la residencia de Kicillof en La Plata, las miradas se posaron sobre la cadena de mando de la fuerza. Los jefes uniformados Daniel García y Jorge Figini y el propio Berni quedaron en el centro de la escena. 

 

Esta vez, cerca del funcionario, relativizaron el nuevo reclamo que -parece- harán efectivos. Dijeron que la jugada está azuzada por la oposición y puntualmente por Arietto. “Empieza en las redes sociales, Arietto se sube al reclamo, lo toman los medios y listo”, detallaron. En lo concreto, la referente de la mano dura PRO viene replicando en sus redes el reclamo que subyace en grupos de WhatsApp y estados compartidos de Facebook

 

Con fuertes aspiraciones a ir por más que la conducción del Ministerio de Seguridad, como viene informando Letra P, Berni busca que el episodio no levante mucho vuelo. En su entorno sostienen que el área que conduce el funcionario no recibió ningún petitorio ni nada por el estilo porque “no pueden pedir nada; eso surge de una página de Facebook”. 

 

Puntualmente, las fuentes hacen referencia a la fanpage Policias Reclamando. Allí se lanzó el señuelo que habrá que ver si gana volumen o no. La modalidad replica la protesta de 2020. Empieza por redes, lo inicia el personal retirado o exonerado y luego algunos integrantes de la fuerza en funciones se pliegan. Los puntos anunciados para las protestas serían Puente 12, en La Matanza; Mar del Plata y Pinamar. Quienes convocan creen que luego se irá replicando en otros puntos. Según voceros del ministerio, en la última protesta hubo poco más de mil efectivos sublevados sobre un total de 96 mil que integran la Policía bonaerense.

 

Axel Kicillof y Julio Alak, oradores en un curso de formación política
Axel Kicillof y Carlos Bianco.

También te puede interesar