13|1|2022

03 de diciembre de 2021

03 de diciembre de 2021

Su empresa es la segunda más importante del país en el rubro. Radical de Negri, llegó a la intendencia de su ciudad, General Cabrera. Proyección atada al boom.

La producción de maní en Argentina toma vuelo y comienza a convertirse en reina de las economías pujantes del interior. En 2020, el sector batió el récord de exportaciones por más de mil millones de dólares.

 

Argentina es el principal exportador del mundo y el cultivo gana fuerza en el interior productivo, principalmente en Córdoba, provincia que concentra el 89% de las 965 explotaciones agropecuarias que producen esta legumbre, indicó el INDEC.

 

Mientras este sector crece productivamente, su peso en la política provincial y nacional también. En la localidad de General Cabrera, Córdoba, se encuentra la segunda empresa más importante de maní, Prodeman, con su marca insignia Maní King.

 

La empresa familiar nació en 1984 y tiene un integrante del directorio que empezó a jugar en política. El gerente de producción e hijo del fundador, Guillermo Cavigliasso, se acercó al radicalismo para participar en la política local y, hoy, las circunstancias electorales lo colocaron como intendente interino de General Cabrera. Define a la política como "una vocación de servicio y una herramienta para mejorar la vida de las personas".

 

Este año, la localidad tomó relevancia cuando su intendente electo en 2019, el radical Marcos Carasso, protagonizó la victoria dentro de la elección del partido centenario y se convirtió en el presidente de la UCR de Córdoba. Carasso proviene de la lista interna Morena y responde a Mario Negri.

 

El posicionamiento dentro de la estructura provincial lo catapultó al Congreso. Por la estrecha relación con Cavigliasso, el diputado electo le confió la intendencia al empresario. De esta manera, el gerente de producción de Prodeman tomará las riendas de la ciudad y no descarta jugar más arriba, afirman en su entorno.

 

“General Cabrera es un trampolín a la política porque es una vidriera”, señalan. Además, sabe que estar apadrinado por Carasso y su rol de empresario le “acortan caminos”. Cavigliasso tiene como objetivo a corto plazo hacer una buena gestión en su “casa”. Sin embargo, no descarta dar un salto y jugar en otras ligas para defender a la región productiva de Córdoba y a la producción de maní.

 

Con un ojo en la candidatura a intendente en 2023 y con otro en la política nacional y provincial, Cavigliasso estudia cada movimiento y no descarta nada. Consultado por su mirada sobre las políticas productivas, el intendente interino apuntó contra el Gobierno por falta de incentivos al valor agregado. “Pedimos una baja de las retenciones y un diferencial por agregar valor”, sostuvo el gerente de producción de Prodeman. En lo que respecta a retenciones, sobre el maní blancheado o sin piel el sector paga el 7%, mientras que en el maní confitería, listo para consumo humano, 4,5%.

 

El radicalismo local sabe que Carasso será la voz del maní en el Congreso. El principal reclamo del sector es que se lo considere economía regional por los beneficios impositivos.

 

Cavigliasso, el rey del maní, defendió a la conducción del radicalismo y de Juntos por el Cambio. Definió a la oposición como un sector maduro que debe sumar nuevos espacios.

 

Consultado por la posibilidad de jugar desde la silla de legislador en próximas elecciones, Cavigliasso confió a Letra P: “Si me toca tener que hacerlo y estoy en condiciones, ¿por qué no?”

 

Prodeman es una de las empresas insignias en el procesamiento de maní. Integra el top tres de las grandes junto a Olega y AGD. Además, procesa entre 160.000 y 170.000 toneladas anuales de maní con cáscara e industrializa el 100% de la materia prima.