25|11|2021

Por arriba: Perotti llama a la oposición para salir del laberinto de la inseguridad

25 de noviembre de 2021

25 de noviembre de 2021

La violencia llegó a un límite y el gobernador de Santa Fe muestra apertura. Una interpelación frenada y la oposición dispuesta.

La violencia en Rosario logró que la oposición provincial y el gobierno santafesino saquen los pies del ring, bajen la tensión que mantienen habitualmente y se junten a abordar un tema delicado para la sociedad. Fuentes de la Casa Gris confirmaron a Letra P que la semana que viene el gobernador Omar Perotti encabezará una convocatoria con los diferentes bloques de la Cámara de Diputados en Casa de Gobierno, donde expondrá el estado de situación, el trabajo del área de seguridad y abrirá el paño para escuchar sugerencias, consultas o demandas.

 

Hasta ahora parecía poco probable que el gobernador ceda en ese sentido, pero hubo dos cuestiones que motivaron la apertura. Por un lado, la violencia pasó un límite el fin de semana largo cuando balearon, como intimidación pública, una tradicional parrilla del centro rosarino con el salón repleto de comensales. El otro punto es el ambiente político santafesino que se generó, dispuesto a solucionar antes de caer en chicanas o hacer leña del árbol caído. 

 

Cuando el bloque Juntos por el Cambio y el del socialista Ruben Giustiniani, Igualdad, cocinaban este jueves una interpelación para los ministros de Gobierno, Seguridad y el secretario de Justicia, llegó el contacto de parte del Gobierno y convirtieron ese cara a cara de funcionarios y legisladores, que siempre es duro para un oficialismo, en el encuentro mencionado. Finalmente, la interpelación se dejó de lado en el recinto a cambio del compromiso de reunirse la semana que viene con el gobernador y el ministro de Seguridad, Jorge Lagna

 

Tanto radicales como Julián Galdeano y Maximiliano Pullaro, y el socialista presidente del cuerpo, Pablo Farías, entre otros, sugirieron a funcionarios del gobierno que era más que nunca necesaria una reunión formal para escuchar explicaciones y ejes de trabajo en una ciudad desbordada por la violencia. Obligado a una reacción concreta tanto institucional como política en un tema que lo arrincona como ninguno, Perotti interpretó el pedido como “vocación constructiva” y aceptó darle un formato más preciso para el martes o miércoles próximos. 

 

“En esta, no nos puteamos, ni nos tiramos piedras. La balacera del otro día fue un punto de inflexión”, sostuvo a Letra P una fuente al tanto de la convocatoria para graficar el vínculo político de estos días.

 

Fuentes del gobierno provincial confirmaron a Letra P que este encuentro con diputados y diputadas será un puntapié inicial para conformar un abordaje más amplio con representantes del Senado y del Poder Judicial, tanto del Ministerio Público de la Acusación (MPA) como de la Corte Suprema, con un fin ejecutivo no meramente consultivo.