24|7|2022

19 de noviembre de 2021

19 de noviembre de 2021

Golpe electoral a las agrupaciones políticas con inspiración religiosa. Cero bancas, más votos e inclinación a la derecha. Festejos ajenos y fe para el futuro.

No encontraron la luz. Las agrupaciones partidarias celestes y con inspiración religiosa, en particular evangélicas, no tuvieron predicamento en un electorado que compró la grieta y la polarización que promovieron el Frente de Todos (FdT) y Juntos por el Cambio (JxC) y se quedaron sin bancas tras las elecciones legislativas, pese a haber sumado más votos que en las primarias del 12 de septiembre.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

El partido evangélico UNO (Una Nueva Oportunidad), que ya había quedado reducido a una expresión mínima en el armado opositor de JxC tras las PASO y dos años buscando proyección nacional, se subió a la ola triunfalista amarilla, sobre todo en Santa Fe. Allí pudo verse al pastor rosarino Walter Ghione, máximo referente del espacio pero sin un lugar en las listas, subido al escenario de los festejos por el resultado que traccionó Carolina Losada como primera candidata a senadora por la provincia.

 

Otra referente de UNO que celebró como propia la performance de JxC en Tucumán fue Ana Valoy y lo plasmó en su cuenta de Twitter. “Te resumo: 42% FdT siendo gobierno. 40% JxC siendo oposición. La peor elección del peronismo desde 1983. Tucumanos: hay esperanza. En el 2023 ganamos la Gobernación”, escribió la pastora evangélica y exprecandidata a senadora. Asimismo, le agradeció haber creído “en este proyecto” a Mariano Campero, el intendente de Yerba Buena, que ya se candidatea a gobernador provincial y había enfrentado en la interna a Germán Alfaro, el jefe comunal de San Miguel de Tucumán, que renunció a su banca en la Cámara alta 24 horas después de ser electo para dejársela a Beatriz Ávila, segunda en la lista, actual diputada nacional y su esposa.

 

Cynthia Hotton, de fe evangélica bautista, tampoco pudo lograr la banca en la Cámara de Diputados que buscaba con su novel partido Más Valores. La agrupación con discurso opositor al aborto legal, que se autoproclamaba como “la única lista provida en la provincia” de Buenos Aires, duplicó el caudal de votos al saltar de los 151.308 (1,51%) sufragios en las primarias, cuyo piso superó tras verificaciones en el escrutinio definitivo de esa primera instancia, a los 257.568 (2,94%) que obtuvo en las generales del 14 de noviembre.

 

En el resultado final del principal distrito electoral del país, la dirigente política evangélica quedó detrás de las tiras encabezadas por Diego Santili (39,81%), Victoria Tolosa Paz (38,53%), José Luis Espert (7,50%), Nicolás del Caño (6,82%) y Florencio Randazzo (4,37%), con quien en la previa de  las votaciones consideró que deberían trabajar juntos más allá de las diferencias. No obstante los resultados, Hotton manifestó su "vocación" de seguir adelante con su proyecto y sostuvo que "el camino es sin grieta, unidos y dialogando por el bien común".

 

La candidata celeste Miriam Müller, de NOS dentro del Partido Conservador Popular, con 3,69% (29.297 votos) se consolidó como la tercera fuerza en la provincia de Entre Ríos, delante de Nueva Izquierda, de Nadia Burgos, que ascendió en relación con las PASO y se ubicó cuarta, con 3,52%; el partido FE, con el que compitió la radical Lucía Varisco, quien recibió un 3,05% de los votos, y el Partido Socialista, que cayó del cuarto al sexto lugar que había obtenido en la instancia selectiva.

 

La referente entrerriana también se quedó afuera de la Cámara baja, a pesar del caudal de personas que acompañaron en las urnas su propuesta en “la defensa del campo y su gente, de la economía libre, del equilibrio fiscal, la defensa del no al aborto y en contra de la ideología de género”. Müller adelantó, sin embargo, que prevé trabajar junto al diputado electo de ultraderecha Javier Milei (La Libertad Avanza), con quien dijo tener “una agenda en común”.

 

Algo similar ocurrió en Córdoba, donde Encuentro Vecinal, que postulaba como senador a Juan Pablo Quinteros y como diputado a Aurelio García Elorrio, se constituyó en la cuarta fuerza provincial con el 3,81% de los votos, principalmente en la capital, pero sin correlato en el interior provincial, lo que no le alcanzó para conseguir una banca.

 

Al felicitar al JxC por su logro contundente a nivel provincial, Quinteros y García Elorrio, quienes centran su discurso en la defensa de los valores cristianos, aprovecharon para criticar el actual sistema electoral y abogar para que se apruebe a nivel nacional la boleta única en papel, una obsesión de la cruzada por la transparencia para los futuros comicios.