24|7|2022

Vidal, entre la exaltación de la veda y un delivery de viandas impugnado

14 de noviembre de 2021

14 de noviembre de 2021

Facturas, fiscales y el rol difuso en el equipo de control. La exgobernadora aseguró que el lunes la alianza definirá si participa de un llamado del Gobierno.

"Juntos por el Cambio va a discutir cual es la posición que va a tomar. Vamos a reunirnos mañana por la tarde (por el lunes) para hacer una evaluación de los resultados y de los pasos a seguir", le dijo Maria Eugenia Vidal a Letra P en la conferencia de prensa que brindó la candidata a diputada nacional por la Ciudad de Buenos Aires apenas salió de votar en la mesa 544, una de las cuatro instaladas en la Biblioteca Nacional, en el barrio porteño de Recoleta. Con esas palabras, la exgobernadora bonaerense dijo que la alianza opositora decidirá si participa o no de una eventual convocatoria que formalice el Gobierno. También aclaró que "el diálogo debería ser en el Congreso, donde están todas las fuerzas políticas". 

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

Poco antes de las 9.30, con una bolsa con facturas en la mano derecha, Vidal entró por la misma explanada que la recibió el 12 de septiembre, cuando estrenó su cambio de domicilio electoral a Recoleta y participó de las primarias porteñas calzada en el traje de precandidata. La esperaba un enjambre de camarógrafos, reporteros gráficos, cronistas y movileros. 

 

Apenas votó, salió para atender a la prensa y encabezó la habitual ronda de preguntas. La atención, según confió, estará puesta hasta las 18 en aumentar la participación respecto a las PASO.

 

"La mejor expectativa es que la mayor cantidad de argentinos posible vaya a votar, creo que el dia de hoy va a ser un buen dia si todos los argentinos van a las urnas, porque es su derecho a expresarse y hablarle a los políticos. Hoy los políticos no hablamos", redoneó. 

 

Cree que los resultados podrían estar más temprano que en la última visita al cuarto oscuro. "Al haber menos boletas debería ser mas rápido, ojala tengamos los resultados mas temprano asi sabemos todos quienes fueron" los ganadores, opinó. 

 

 

"Ahora cuando termine vamos a empezar a repartir algunas viandas, nos comprometimos a ser parte del equipo de fiscalización y vamos a repartir las viandas por las escuelas hasta el mediodía", contó la candidata y una cronista la atajó: "¿Los candidatos pueden recorrer las escuelas? ¿Eso no viola la veda durante el acto electoral?

 

"No. Somos fiscales generales y, como tales, lo que hacemos es acompañar a nuestros fiscales acercándoles las viandas", cintureó la exgobernadora. Pocos minutos después, en su equipo detallaron que solamente es parte de la logística, pero no aportaron detalles sobre las escuelas que visitaría.

 

Mientras se encargaba de repartir las viandas a los fiscales de las cuatro mesas, casi se cruza con uno de los personajes que irrumpieron en las principales mesas de Recoleta: un hombre vestido con traje gris y una cabeza de chancho sobre la de él. Apareció inicialmente en la Facultad de Derecho, ubicada a dos cuadras de la Biblioteca Nacional, donde votó el alcalde porteño, Horacio Rodríguez Larreta,

 

"El Chancho Blanco es un candidato que participa en estas elecciones, venimos trabajando muy duro y esperamos que se den los resultados. Somos del partido Civilización y estamos a favor de la cultura de Sarmiento. Queremos un país en el que se pueda comprar dólares, que la gente pueda salir libremente e ir a Miami", dijo el hombre y no abundó en detalles para "no violar la veda". El llamativo personaje que le sumó color a la mañana electoral podría ser parte de una estrategia de márketing político de la extrema derecha que se autodenomina "alt right" en otros lugares del mundo.