15|11|2021

Con el Senado entre ceja y ceja, Kicillof desembarca en la Séptima

Visitará Roque Pérez, Saladillo y Bolívar. Campaña cara a cara y entrega de patrulleros y escrituras. Apoyo al candidato Bucca. Ruido con un sector dirigencial.

A la microcampaña en el conurbano bonaerense, el gobernador Axel Kicillof le suma visitas al interior de la provincia donde la cosecha de votos fue magra. Este miércoles visitará Roque Pérez, Saladillo y Bolívar, distritos de la Séptima sección, una región hostil para el oficialismo y que le resulta clave para sus aspiraciones de dar vuelta la correlación de fuerzas en el Senado. A tono con el planteo de los intendentes del interior, el mandatario desembarca en la región centro en el marco de una campaña que requiere una inyección de presencia y recursos.

 

La Séptima es uno de los territorios donde el gobierno libra una de las cuatro batallas de la guerra por el Senado, recinto en el que Juntos es mayoría con 26 de las 46 bancas. El peronismo no tiene presencia en la Cámara alta por esta sección dado que en 2017 el cambiemismo se quedó con las tres bancas en juego. Para esta pulseada, el objetivo es alcanzar el 33,33% de los votos para asegurarse, al menos, uno de los tres lugares. En la elección de septiembre el batacazo del radicalismo golpeó aquellas aspiraciones y de repetirse el resultado el Frente de Todos no tendrá representantes de la región.

 

Con este escenario como telón de fondo, Kicillof agendó actividades en Roque Pérez, Saladillo y Bolívar. Con su presencia y anuncios, busca darle impulso a la campaña. El FdT conduce cuatro de los ocho municipios de la sección. Además de Roque Pérez y Bolívar, en manos de Juan Carlos Gasparini y Marcos Pisano, respectivamente, el peronismo está al frente de Tapalqué, gobernado por Gustavo Cocconi, y 25 de Mayo, en manos de Hernán Ralinqueo. El resto de los municipios los controla la oposición. Saladillo y General Alvear, los radicales José Luis Salomón y Ramón Capra; Olavarría y Azul, lo de mayor peso electoral, los dirigentes del PRO Ezequiel Galli y Hernán Bertellys.

 

Después de una puja entre intendentes, dirigentes de La Cámpora y referentes que responden a Sergio Massa, el elegido para liderar la lista y ordenar la tropa fue el diputado nacional Eduardo “Bali” Bucca, quien antes del cierre de listas selló su regreso al oficialismo con una reunión con Alberto Fernández. En segundo lugar firmó la diputada nacional de Olavarría Liliana Schwindt y tercero, el secretario de Minería de la Provincia y excandidato a intendente del FdT en Olavarría, el camporista Federico Aguilera.

 

Aunque con un sabor amargo por los resultados, los intendentes reconocen en Bucca, conocedor de la región, el trabajo durante la campaña. “Es el único que le metió a fondo”, señaló a Letra P una fuente cercana a uno de los jefes comunales y destacó su diálogo con los intendentes para rediseñar la estrategia junto al flamante jefe de Gabinete, Martín Insaurralde, y la ministra de Gobierno, Cristina Álvarez Rodríguez. Por el contrario, manifestaron cierto malestar con otros sectores de la dirigencia peronista de la sección: “Del resto,  ni noticias”, lanzó.

 

Según fuentes de Gobierno, Kicillof tiene previsto recorrer escuelas y además se entregarán patrulleros y escrituras. La agenda podría completarse con reuniones con empresarios, comerciantes, productores y vecinos en el marco de un plan que busca volver a la campaña cara a cara.

 

Antes del viernes, el gobernador visitará Lomas de Zamora y en ocasión del fin de semana largo viajará a Mar del Plata, otro de los territorios hostiles para el peronismo.