ELECCIONES 2021

La izquierda apuesta a ganar bancas en veinte municipios bonaerenses

El FIT-U centra sus expectativas en distritos del conurbano e interior donde hizo unas muy buenas PASO. Claves del éxito y estrategia para lograr el objetivo.

 

En municipios del conurbano es donde concentra mayores expectativas de ganar bancar. Puntualmente, San Martín, Ituzaingo, José C. Paz, Merlo, Moreno y Tigre, de la Primera sección electoral; y Almirante Brown, Berazategui, Berisso, Esteban Echeverría, Varela, La Matanza, Lomas de Zamora y Presidente Perón, en la Tercera. También creen tener chances en grandes centros urbanos como La Plata y Bahía Blanca (Octava y Sexta). Aunque en menor medida, también en distritos del interior el FIT-U se ve con buena performance: en Coronel Pringles, merodeó el 11% de los votos; en Bolívar, obtuvo 8,5%. Además, tuvo buena cosecha en San Antonio de Areco, Coronel Suárez y Puan.

 

Las diversas fuentes abordadas coinciden en diagnosticar que el “desencanto” con el gobierno del FdT y la consolidación del FIT-U como fuerza nacional fueron aspectos que explican el apoyo en los distritos, aunque hubo otras particularidades en el llano que tributaron a posicionar a las propuestas locales de la izquierda en zona expectante.

 

Citan como ejemplo lo sucedido en Presidente Perón, distrito cuya ciudad cabecera, Guernica, fue epicentro del conflicto por la toma de terrenos en 2020. En el FIT-U consideran que el “acompañamiento en la lucha de las familias” se reflejó en las urnas. Del 2,5% obtenido en la elección de 2019, saltó al 7,5% que alcanzó en las PASO de septiembre, en una interna donde se impuso el dirigente del PTS Marcelo Gómez.

 

Federico Surila (PTS) lidera la propuesta del FIT-U en Berisso. En diálogo con Letra P, estimó que el desarrollo del espacio en su distrito se enmarca en “un crecimiento general de la izquierda” pero también en “el reconocimiento a una fuerza que ha estado en la calle en cada lucha de los trabajadores, de las mujeres y disidencias, de la juventud precarizada, de los estudiantes, de la lucha medioambiental”. En el caso de Berisso, marcó “el apoyo a la lucha de los municipales por su recomposición salarial, la participación activa en la asamblea de vecinos contaminados de Berisso, Ensenada y La Plata, por Copetro”, además de las manifestaciones contra la instalación de un emprendimiento privado en el Parque Cívico de la ciudad.

 

En la carrera hacia noviembre, el propósito es acentuar la presencia en los barrios y estructuras obreras de fuerte anclaje distrital, como YPF, además de participar de asambleas con organizaciones barriales y sociales. Bajando al municipio ejes del mensaje del FIT-U a nivel nacional, Surila detalló que en el planteo de que un funcionario político gane lo mismo que un trabajador, “hoy en Berisso está esa discusión, con una planta política muy amplia, con salarios exorbitantes y los trabajadores tienen que reclamar más de ocho meses para poder empatarle a la inflación. Esos planteos tienen mucha receptividad en los vecinos. Por qué un concejal o un coordinador de área tiene que cobrar 180 mil pesos cuando un municipal no llega a 50 mil”.

 

En la capital bonaerense, encabezará la lista local Luana Simioni (PTS). En declaraciones a Letra P, la dirigente sostuvo que, en La Plata, constataron “el descontento con los partidos tradicionales”, a partir del cual -dijo- “hoy somos la tercera fuerza y tenemos la posibilidad concreta del ingreso al Concejo Deliberante”.

 

“No da igual quiénes serán las y los concejales que se sienten en el recinto a discutir los problemas de la ciudad. Sería muy importante que la izquierda ingrese como expresión de quienes luchan todos los días por sus derechos, para defender los intereses de las y los trabajadores, de las mujeres y disidencias, para poner en agenda la defensa del ambiente, denunciar las condiciones de precarización en la que se encuentra la mayoría de la juventud platense, y los salarios de indigencia, empezando por los que impone el propio municipio”, indicó.

 

El crecimiento de la izquierda en el distrito platense se avizoró con fuerza en puntos como Arturo Seguí, Romero y El Rincón, entre otros enclaves populares. 

 

En el distrito más voluminoso en términos de electorado, La Matanza, el FIT-U está a un punto de desembarcar en el Concejo. Allí encabeza Juan Romero, dirigente del Partido Obrero (PO) y del Suteba Multicolor que tiene como principal referente a la diputada Romina del Plá. Uno de los ejes de su campaña es “la contaminación y los negociados inmobiliarios”, desde los reclamos de vecinos de Virrey del Pino afectados por el relleno de la CEAMSE hasta el respaldo a los planteos que buscan frenar la construcción de viviendas en la Reserva Natural de Laferrere.

 

En Coronel Pringles, Daniel Heredia, dirigente del PO, encabeza una lista local con chances de acceso al deliberativo municipal. Obtuvo cerca del 11% en las PASO. “Nuestra lista es siempre la misma, venimos repitiéndola desde hace tres elecciones. Nuestro partido se está haciendo fuerte dentro de la localidad”, dijo al diario local El Orden.

 

A diferencia del caso de Pringles, en otro municipio del interior donde tuvo receptividad la propuesta del FIT-U, San Antonio de Areco, su candidata en primer lugar, Lucía Gómez, considera que una de las claves del crecimiento de la izquierda radica en la renovación de buena parte de los miembros de la lista: “Renovamos el espacio, con una lista más joven y de personas que no venían participando de la política”, resumió Gómez a Letra P.

 

Dirigente del MST, Gómez señaló que hubo “un cambio significativo” en la lista local del FIT-U. Es la primera vez que milita dentro de un espacio, lo mismo que otros miembros.

 

Con el objetivo de robustecer la cosecha de septiembre (8,78%) para llegar al Concejo, Gómez marcó que el objetivo principal es apuntar al 30% que no fue a votar y al voto en blanco. “Tratamos de dirigirnos a ellos, considerando que tal vez descarten opciones más convencionales, que no voten a los de siempre y apuesten a esta alternativa”, dijo.

 

Busca también trabajar el voto joven y llegar con su mensaje al adolescente de 16 y 17 años que no fue a votar. Entre las propuestas que más repercusión tuvo es la de la banca abierta “para que los vecinos se acerquen y puedan establecer las prioridades de acuerdo al barrio en el que viven. Que el vecino se acerque y se involucre más”. Por otro lado, al advertir que en el Concejo “se trabaja muy a puertas cerradas y la información no llega al vecino”, en el FIT-U de Areco buscarán “garantizar el acceso a la información de los temas que se discuten y que tienen que ver con los intereses de quienes más están padeciendo la crisis; buscamos darles voz a las minorías”.

 

espana exige que milei se disculpe por llamar corrupta a la esposa de sanchez
Maximiliano Pullaro a los abrazos, aquí y allá. 

También te puede interesar