15|11|2021

El tetris de Larreta, Bullrich y Macri para competir sin chocar en Córdoba

25 de octubre de 2021

25 de octubre de 2021

Discuten por la superposición de agendas y no comparten fotos. Plantean estrategias diferenciadas frente al schiarettismo. Sexta banca y proyección 2023.

La primera plana nacional del PRO decidió desembarcar en Córdoba en el tramo final de la campaña y dejó expuestas algunas diferencias internas respecto de las estrategias y las proyecciones a futuro. A las visitas de Horacio Rodríguez Larreta el viernes y Patricia Bullrich este lunes, se le sumará el viernes la de Mauricio Macri. Mientras en la coalición opositora aseguran que el rival a vencer sigue siendo el kirchnerismo, la pelea voto a voto por la sexta banca encuentra su rival directo en el gobierno provincial, donde Schiaretti se puso al hombro la campaña para mantener las tres bancas que Hacemos por Córdoba pondrá en juego el próximo 14 de noviembre.

 

Las visitas de la titular del PRO y la del jefe de Gobierno porteño se enmarcaron en el plan nacional del partido amarillo que mira el 14-N como trampolín definitivo hacia 2023. De hecho, ambas presencias fueron el punto de partida para un recorrido que los lleva y los llevará por todo el centro del país, la región estratégica en la que Juntos por el Cambio busca hacerse fuerte para consolidar el predominio electoral que se consiguió en las primarias.

 

Lo de Macri, en cambio, es más complejo. “No se entiende”, se quejaba un patricio a finales de la semana pasada cuando las agendas de Bullrich y Macri coincidían en el inicio de la semana cordobesa, sin que ni una ni otro cediera ante los pedidos de la otra parte. “Cuando estamos trabajando por la unidad, es un error a todas luces dividir la agenda de los candidatos del espacio en dos actividades que se dan en paralelo”, señalaban en el PRO orgánico en aquel momento, mientras confiaban en que el exmandatario “recapacitará” en “sus deseos” de venir a Córdoba. O al menos que lo haga en el marco de un acuerdo más grande con el espacio.

 

El diferendo se empezó a saldar con las negociaciones que se fueron intensificando a partir de la tarde del viernes. En el sector menos macrista del PRO afirman que el expresidente de Boca “presionó para que lo invitaran a una actividad” en la provincia. Nada de eso se confirma en las filas alineadas con Macri, que finalmente tendrá su meeting político el próximo viernes en la Bolsa de Comercio, mantendrá reuniones con referentes del empresariado y realizará cuidadosas recorridas acompañado por quien sigue siendo su alfil en tierras mediterráneas, Gustavo Santos.

 

Macri quiere que Santos sea candidato a gobernador y es una discusión que hay que saldar el año que viene, acá hay que planificar una campaña larga”, dicen en las filas del partido amarillo que Rodrigo De Loredo calificó en una entrevista con Letra P como “una fábrica de candidatos”. Aunque, claro está, no parecía referirse al exministro de Turismo.

 

La batalla solapada

La disputa central de las elecciones de noviembre estarán dadas por la definición de la novena banca que se pone en juego en Córdoba. Será una sexta para Juntos por el Cambio o una tercera para Hacemos por Córdoba. Excepto que el FdT haga una elección por debajo de su piso histórico y se quede con las manos vacías, o Claudia Márquez retiene su lugar para el cordobesismo schiarettista, o Gabriela Bouwer de Koning suma un voto para la cruzada opositora de conseguir la primera minoría en la Cámara baja.

 

En ese marco, en el PRO las estrategias parecen cruzarse, aunque también es posible imaginar un juego de roles que se puso de manifiesto con las últimas visitas amarillas. Rodríguez Larreta evitó confrontar con Schiaretti, que pasa sus horas en una cruzada de campaña antiporteña que le permite pararse como opositor a la Casa Rosada con el agregado de enfrentarse al centralismo del puerto que también lo para frente a frente en la batalla electoral con Juntos por el Cambio. Por su parte, Bullrich le apuntó directamente a la responsabilidad del cordobés como jefe político del espacio.

 

“Lo que le pasa a (Juan) Schiaretti es que no puede explicar sus votos de los últimos años en el Congreso”, aseguró la presidenta del PRO este lunes en Río Cuarto, donde acusó a la bancada de Hacemos por Córdoba en el Congreso de llevar adelante una estrategia política que definió como “voto canje”. “Te canjeban un voto en la Cámara para conseguir algo y eso no puede ser, nosotros creemos en el voto valor”, describió.

 

“Vamos a sumar cinco senadores que van a conseguir algo histórico: que Cristina Fernández de Kirchner no tenga cuórum en el Senado. Eso no lo puede lograr un representante de Schiaretti porque va a estar solo, no va a ser parte de un grupo compacto y decidido como el que tenemos nosotros. Lo mismo pasa con los diputados”, agregó desde uno de los territorios estratégicos para la pelea voto a voto que definirá el escaño cordobés en disputa entre las expresiones políticas antikirchneristas del centro del país.

 

A tres semanas de las elecciones, las visitas de las figuras nacionales del PRO a Córdoba continuarán. El distrito es considerado como una de las claves nacionales para fortalecer el espacio de cara a 2023 y en el partido amarillo quieren armar su propia trinchera de cara a la discusión interna que deberá definir otras candidaturas después del 14 de noviembre.

 

Hasta ahora, Larreta, Bullrich y Macri no coincidieron en ninguna foto conjunta con los y las postulantes cordobeses. Quizás ese sea el próximo paso para presagiar una unidad que, pese a lo proclamado, aún parece bastante complicada.