13|11|2021

En la Cuarta, Juntos se prepara para transferir los votos de Manes a Santilli  

02 de octubre de 2021

02 de octubre de 2021

Apelará a unificar el discurso y a fidelizar el voto “circunstancial”. La posición anti-K regional y la suma de respaldo ante la crisis del gobierno nacional.

En las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO), la estructura y el poder territorial del radicalismo se impusieron sobre el jorgemacrismo, que en la Cuarta sección le ordenó la cancha a Diego Santilli. Con la mirada fija en el 14 de noviembre, los intendentes trabajarán para lograr que el respaldo que logró Facundo Manes sea fidelizado por el candidato impulsado por Horacio Rodríguez Larreta. Además, cuentan con el peso del voto anti-K y con el rebote en el llano de la crisis del gobierno nacional.

 

La pulseada seccional favoreció a la intendenta de General Arenales, la radical Erica Revilla, la única representante femenina en la tropa de mandamases bonaerenses de Juntos. El principal frente opositor busca retener las cinco bancas que pone en juego en el Senado bonaerense, de un total de siete en disputa.

 

Tras el escrutinio, para el PRO quedaron el tercero y el sexto casilleros, de manera que la nómina está secundada por el monzoista Marcelo Daletto, que busca regresar a la Legislatura tras ser vetado por María Eugenia Vidal en 2019 y Yamila Alonso, miembro del equipo municipal del intendente de Junín, Pablo Petrecca. El senador radical Agustín Máspoli firmó en cuarto lugar; la concejala de la UCR de Bragado, Eugenia Gil, en el quinto; el sexto es para Paolo Barbieri, un dirigente cercano al intendente de 9 de Julio, Mariano Barroso, y en el último lugar va Malena Católica, una funcionaria que responde al intendente de Bragado, Vicente Gatica.

 

Los resultados no sorprendieron. En la Cuarta sección, región agroganadera con un vínculo hostil con los gobiernos peronistas, desde hace varias elecciones el dominio es de la coalición Juntos. El poder territorial está en los intendentes radicales, que conducen nueve de los 19 distritos (Bragado, Chacabuco, Florentino Ameghino, General Arenales, General Viamonte, General Villegas, Lincoln, Rivadavia y Trenque Lauquen), aunque hay tres que el monzoismo se arroga (Bragado, Rivadavia y General Villegas).

 

Los restantes dos (Junín y 9 de Julio) están en manos de intendentes que responden a Jorge Macri, uno es vecinalista (Chivilcoy) y los ocho restantes son del Frente de Todos (Alberti, Carlos Casares, Carlos Tejedor, General Pinto, Hipólito Yrigoyen, Leandro N. Alem y Pehuajó).

 

Con el caudal de votos aportado por los mandamases radicales, tampoco hubo dudas acerca de que la interna se la quedaría el sector que jugó para Facundo Manes. De hecho, el propio jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, había sido advertido de la derrota en la sección. Sin embargo, en la región, hubo algunos números que sí sorprendieron, como el triunfo de la lista de la UCR sobre la del PRO en la interna distrital en 9 de Julio, donde la conducción está en manos del partido amarillo, y la victoria en municipios conducidos por el Frente de Todos, como Leandro N. Alem, Pehuajó, Alberti y Carlos Casares.

 

Estrategias

Este viernes por la noche, todos los intendentes de Juntos cenaron en Junín. El anfitrión fue Petrecca, quien hace unos días se reunió con Revilla para comenzar a definir el camino a noviembre. La semana que viene, el encuentro se ampliará en General Arenales, donde la primera candidata a senadora recibirá a todos los aspirantes a la Legislatura y a los concejos deliberantes.

 

Según supo Letra P, durante los encuentros será delineadan las estrategias seccional y municipal de cara a las generales. Está previsto armar la agenda de visitas de Santilli y Manes, definir cómo articular el mensaje de ambos candidatos, ordenar el trabajo territorial y organizar la campaña en cada uno de los distritos.

 

Si bien desde una de las múltiples patas que integran el frente indicaron que, en medio de la crisis del gobierno nacional, no será necesario hacer muchos esfuerzos para fidelizar los votos obtenidos, sobre todo teniendo en cuenta la gran militancia anti-K en la región; referentes de otro de los espacios llamaron “a no regocijarse ante los problemas del Gobierno”. “La incertidumbre repercute en la gente y, si bien podría tener alguna ventaja, no hay que sacar rédito, sino trabajar seriamente y darle gobernabilidad a la Provincia y a la Nación para que esta situación de inestabilidad institucional se apacigüe”, señaló un jefe comunal.

 

Entre las preocupaciones está fidelizar el voto circunstancial, aquel que es motorizado por alguna situación particular, como el descontento ante las medidas por la pandemia y la crisis económica. “Esos votos se pueden perder”, evaluaron ante este portal y explicaron que una porción del electorado eligió la PASO para aplicar el denominado “voto útil” para definir la interna de Juntos, pero que quizá en las generales pueda inclinarse por alguna otra oferta opositora o incluso la boleta oficialista.

 

Sin embargo, todos los socios son optimistas a la hora de evaluar el escenario del 14 de noviembre. Ven improbable que el Frente de Todos dé vuelta la elección en la región y consideran que aquel voto que acompañó la propuesta de Manes, más alineado con la idiosincrasia del interior, va a inclinarse por la propuesta de Santilli. En este sentido, si bien destacan el importante respaldo comunicacional con el que cuenta el dirigente porteño, también consideran que, para que el triunfo se repita, será vital el trabajo de unidad de todos los intendentes y la dirigencia que encabeza las listas de los distritos, independientemente del sello partidario, motores de campaña no sólo en la región sino en los 135 municipios de la provincia.