14|10|2021

El PJ de Río Negro también busca canjear casas por votos

14 de octubre de 2021

14 de octubre de 2021

El FdT presentó un proyecto para financiar viviendas a personas afiliadas a UPCN, gremio crítico del gobierno local. Carreras construye lazos con evangelistas.

A un mes de las legislativas, los partidos políticos de Río Negro ajustan sus estrategias de campaña para seducir al electorado. Luego de que la gobernadora Arabela Carreras firmara un convenio para financiar viviendas para el sector evangelista y sacarle al PRO el voto celeste, el Frente de Todos presentó un proyecto en la Legislatura provincial con similares características, pero destinado a afiliadas y afiliados de UPCN, gremio crítico con el gobierno local. De esta manera, ambos espacios pretenden sumar adhesiones de cara al 14 de noviembre. 

 

En plena campaña, el peronismo busca que un gremio aliado obtenga el beneficio que las religiosas y los religiosos ya se aseguraron. "No alcanza con regalarle casas a los pastores para que influyan en el voto de sus fieles, no alcanza con esa mirada miserable para dar solución a los problemas de vivienda que tenemos en la provincia”, aseguró el legislador José Luis Berros, uno de los impulsores de la propuesta.

 

En Río Negro existen precedentes que beneficia a estatales afiliados a los gremios UNTER (docentes) y ATE, dos sindicatos de fluida relación con el ejecutivo rionegrino. “En ese mismo esquema, con esa lógica, impulsamos este proyecto para los afiliados de UPCN como antes presentamos por iniciativa del compañero (Pablo) Barreno para los trabajadores judiciales", explicó Berros, quien además de representar al Alto Valle en el parlamento es el compañero de lista de Ana Marks en su carrera al Congreso, en tiempos que la provincia renueva dos bancas en la Cámara baja.

 

La especulación gira alrededor del acompañamiento del bloque de Juntos Somos Río Negro (JSRN), que manifestó en sus figuras más relevantes serias críticas a Juan Carlos Scalesi, el histórico secretario general de UPCN. Como explicó Letra P, Scalesi llegó a la filial rionegrina de UPCN a mediados de los 90, forjó una gran relación con el radicalismo y hasta fue diputado nacional en tiempos de la Concertación ideada por Néstor Kirchner.

 

A principios de este año, instaló una carpa al frente de la Casa de Gobierno en Viedma en reclamo de mejoras salariales y desempolvó un perfil de combate que hace tiempo no se le observaba. Scalesi forjó importantes vínculos con el FdT desde la estructura sindical y mantiene una relación distante con la administración de Carreras. Además, se acercó al actual ministro de Justicia, Martín Soria, cuando compitió por la gobernación en 2019.

 

“Hicieron leyes a favor de los otros dos gremios (ATE y UNTER) por el tema de fondo para viviendas. Pero la gobernadora y sus funcionarios nunca se ocuparon de UPCN", lanzó Scalesi y calentó un poco más la campaña.

 

Este ida y vuelta entre el peronismo, los gremios, las iglesias evangélicas y el gobierno provincial se da en medio de una campaña que tiene un escenario bastante definido rumbo a las elecciones generales: JSRN llega con el envión del triunfo en las primarias, mientras el FdT y JxC se disputan el segundo lugar.