28|2|2021

Concejos Deliberantes, la otra pelea partida en tres de Río Negro

25 de enero de 2021

25 de enero de 2021

La renovación legislativa en las comunas calienta el año electoral. El oficialismo busca expandirse y el FDT, ligarse a la parada nacional. El dilema de JxC.

El termómetro electoral de Río Negro comienza a dar sus primeros indicios en 2021 a partir de la renovación de una decena de concejos deliberantes pertenecientes a ciudades esparcidas por el territorio provincial. Estos comicios irán marcando las preferencias de la ciudadanía y elevando la temperatura camino a las elecciones nacionales en la que se disputarán dos de las cinco bancas de la Cámara de Diputados que el distrito tiene en el Congreso.

 

El oficialista Juntos Somos Río Negro (JSRN) y los opositores Frente de Todos (FDT) y Juntos por el Cambio (JXC) se reparten el poder en estas comunas. Los municipios poseen un peso específico relativo en el padrón de la provincia, pero el diseño electoral que se exprese en cada uno irá marcando la línea de las estrategias de cada fuerza política.

 

La clave será el momento elegido para la convocatoria a las urnas, una potestad de los intendentes. Las opciones son tres: adherir a la fecha que disponga el Ejecutivo rionegrino para subirse a la logística provincial; pegar la elección comunal al llamado nacional, cuyos costos soporta la Justicia Nacional Electoral, o manejarse de manera autónoma con un llamado propio.

 

Esta última alternativa suele ser poco transitada: obliga al municipio a solventar todos los gastos comiciales. No obstante, aunque los recursos pesan, será la política la que finalmente determine cuál será la dinámica electoral de cada comuna.

 

La renovación parcial de los Concejos Deliberantes cada dos años tiene lugar en los municipios que no poseen Carta Orgánica. Así lo establece la ley provincial 2353 de 1989. Sierra Colorada, Coronel Belisle, Pomona, General Enrique Godoy, Chichinales, Ingeniero Jacobacci, Ñorquinco, Darwin, Guardia Mitre, Maquinchao y Pilcaniyeu son las once ciudades alcanzadas por esta legislación ideada en los estertores de la democracia alfonsinista, en una provincia de notable tradición radical hasta que la fórmula de Carlos Soria y Alberto Weretilneck llegó a la gobernación en 2011.

 

Oposición

En el peronismo especulan que los intendentes de Sierra Colorada, Coronel Belisle, Pomona, General Enrique Godoy y Chichinales, cuyos intendentes responden al FDT, ligarán sus elecciones al plano nacional. Al menos es lo que algunos jefes locales buscan instalar para sumarle a la lista que presentará el PJ.

 

“No hay dudas, al menos en nuestra localidad, uniremos las elecciones de este año”, adelanta el intendente de Sierra Colorada, Fabián Pilquinao, a Letra P. Esta localidad de la región sur es el último bastión justicialista en una zona afín a JSRN y al radicalismo. “Nosotros estamos trabajando en la presentación del candidato, tenemos el respaldo del gobierno nacional”, insiste Pilquinao. En este distrito, se renovará una banca.

 

Para el radicalismo, la situación es más difícil. Poseedor de la jurisdicción más importante de la línea sur, Ingeniero Jacobacci, debe precisar en qué fecha convocará a votar. “Estamos construyendo, iremos con candidatos en todos lados”, responde la diputada nacional Lorena Matzen a este medio. A cargo de la UCR Río Negro, nivela su pelea interna por el comité provincia -que se definirá en abril- y la instalación de los candidatos a concejales.

 

Lo mismo sucede en el PRO. Como adelantó Letra P, el secretario nacional del partido, Eduardo Machiavelli, estuvo en el Alto Valle el último fin de semana para escuchar al consejo rionegrino. Entre varios aspectos, reclamó presencia en la elección nacional pero también en la local. El encargado de la construcción territorial será Juan Martín, único legislador provincial del espacio. “Debemos ser protagonistas”, coincidieron.

 

La UCR tiene una ventaja: gobierna en cuatro localidades. Además de Jacobacci, también Ñorquinco, Darwin y Guardia Mitre entrarán en juego para la renovación de sus Concejos Deliberantes.

 

En Guardia Mitre se dio un hecho particular que involucra a dos espacios antagónicos. El senador nacional Martín Doñate (FDT) envió a la delegada del Ministerio del Interior, Ana Marks, a un acto con el intendente Ángel Zingoni (UCR) y Matzen. Aquel gesto enardeció a sectores del PJ que responden a Martín Soria. Este municipio fue refractario al justicialismo. Y esta vez, como explicaron fuentes partidarias, buscarán que el FDT presente candidato.

 

Oficialismo

El senador nacional Alberto Weretilneck, máximo referente del oficialismo, ya pidió a las mesas locales reactivarse en febrero con la perspectiva del año electoral. Durante su gestión como gobernador, incorporó en el anterior proceso electoral a Pilcaniyeu y Los Menucos. El primero, a cargo del dirigente peronista Néstor “Chango” Ayuelef, que juega con JSRN. Los Menucos, un municipio radical digitado por la matriarca Mabel Yahuar que, a pesar de que la mayoría de las fuerzas lo tenían en cuenta, no entrará en esta instancia legislativa por haber oficializado su carta orgánica.

 

Maquinchao es otra prueba importante este año. En la ciudad que fuera un epicentro de la producción ovina, el gobierno rionegrino volverá a medirse a través de la intendenta Silvina Frías, que desplazó al radicalismo.

 

Según pudo averiguar este medio, en unos días habrá novedades de la movida electoral 2021. “Mientras otros hacen campaña, nosotros gobernamos”, ironizaron desde el partido provincial.