X

El diputado del FIT reclama respuestas del ministro en la Legislatura. Lo compara con Patricia Bullrich. Impuesto a ricos y “represión y persecución” estatal.

Por 14/08/2020 15:13

El diputado bonaerense del Frente de Izquierda Claudio Dellecarbonara está convencido de que pese al cambio de gobierno se mantienen algunas características en las políticas de seguridad. Comparó a Sergio Berni con Patricia Bullrich y remarcó que ambos decidieron “empoderar a las fuerzas represivas” antes que dar una respuesta integral a la problemática. Pidió que el funcionario de Axel Kicillof dé respuestas en la Legislatura por la desaparición de Facundo Astudillo Castro y presagia que la respuesta a los “estallidos que van a haber por el hambre, la miseria y los reclamos del pueblo trabajador serán la represión y persecución”.

Además, el dirigente gremial e histórico trabajador de la Línea B de Subte pidió universalizar el Ingreso Familiar de Emergencia y llevarlo a $30.000. Su opinión sobre el proyecto de impuesto a las grandes fortunas del oficialismo y su lectura sobre el peronismo.

 


Dellecarbonara, en el momento de su jura.

 

-¿Cómo evalua el desempeño del gobierno en los meses de pandemia?

-Tenemos críticas de fondo importantes desde que empezó el aislamiento. Vemos con preocupación que la mayoría de las necesidades básicas de los trabajadores y del pueblo no están teniendo respuestas; hablamos de alimentación, salud, vivienda e incluso agua. Mientras tanto, se subsidian a grandes empresas como Techint o Ford y se avanza con grandes endeudamientos, como se votó en la Legislatura, cuando en realidad se debería plantear afectar los intereses de las grandes fortunas.

-¿La inversión social y en salud es insuficiente? Se entrega el IFE o las nuevas partidas para comedores escolares.

-El IFE es una buena iniciativa pero no lo están recibiendo todos los que se han quedado sin una fuente de trabajo. Se debería universalizar para todos los que lo necesiten y aumentar el monto a $30.000, como mínimo. Hoy tiene más que ver con garantizar las ganancias de las empresas que proteger el interés de los trabajadores.

 

 

-¿Qué opina del proyecto de impuesto a las grandes fortunas?

-Lamentablemente como nos tiene acostumbrado el Presidente se queda en los anuncios y discurso y después, frente a una mínima queja de los sectores empresariales, recula, y la propuesta queda durmiendo en el arcón de los recuerdos. Hemos presentado un proyecto en el Congreso y la Legislatura porque antes que endeudar a las futuras generaciones hay que tocar los intereses de los que más tienen.

-¿Cómo evalúa el trabajo del ministro Sergio Berni?

-El discurso del gobierno, al igual que el de los anteriores, ha sido el de empoderar a las fuerzas represivas que tiene como resultado el gatillo fácil de manera cotidiana y la desaparición forzada de personas como la de Facundo Astudillo Castro. Obviamente, la responsable de esto es la Policía Bonaerense. Hay pruebas fehacientes y hay un encubrimiento por parte del propio ministro Berni y por eso queremos que venga a la Legislatura a dar respuestas sobre estos casos. Lamentablemente, la respuesta que se prepara a nivel nacional a los estallidos que van a haber por el hambre, la miseria y los reclamos del pueblo trabajador es represión y persecución. Acá hay un problema de fondo: la violencia institucional es una política de Estado de todos los gobiernos.

 

 

-¿Encuentra puntos en común entre la política de seguridad actual y la anterior?

-Tienen cosas muy diferentes y otras muy iguales. Con la desaparición de Facundo la actitud de Berni no fue la misma que tuvo Bullrich, que dijo que Santiago se había ido a Chile, pero al mismo tiempo no da respuestas y sigue encubriendo a la Policía Bonaerense. Un gobierno que se dice nacional, popular y progresista tiene un ministro que se reivindica de derecha y fue infiltrado en huelgas y organizaciones obreras cuando había marchas, y que fue parte del Proyecto X, es decir, tienen muchas similitudes.

-¿El aislamiento le impide al FIT llevar adelante su programa de luchas populares?

-Es cierto que el aislamiento impide manifestarse en general pero eso no significa que no estemos peleando por los derechos de las grandes mayorías. De hecho, estamos discutiendo no sólo una gran movilización para cuando termine esta situación junto a todos los sectores agraviados por esta crisis y olvidados por los diferentes gobiernos, sino también una respuesta desde lo sindical y lo político para que no seamos los trabajadores los que terminemos pagando una crisis que no generamos.

 

 

-¿Comparten agenda con el peronismo?

-Con muchos sectores que se reivindican peronistas nosotros compartimos muchísimos puntos para reclamar, el problema es que el peronismo es una ideología de conciliación de clases que ha instalado la idea de que hay patrones buenos y malos, y que si a ellos les va bien a nosotros no va bien, y eso es una mentira, porque los empresarios viven de explotar trabajadores. Tratamos de abrir un diálogo con los trabajadores que tienen expectativas en este gobierno, que se presentó como una alternativa a la barbarie y locura del gobierno de Mauricio Macri y María Eugenia Vidal, pero que en los hechos muchas de las cosas que prometió se quedaron en los discursos.