X

El ministro de Economía reconoció que las negociaciones fueron duras y dijo que "ahora la pelota está del lado de los acreedores".

Redacción 07/07/2020 8:12

El ministro de Economía, Martín Guzmán, aseguró que "ahora la pelota está del lado de los acreedores", tras la presentación por parte de la Argentina de una propuesta de renegociación de la deuda externa, y advirtió que es "la última oferta".

"Buscamos llegar a un acuerdo con todos los acreedores, pero lo que la Argentina tiene es un problema real, de deuda insostenible, y este es el límite al que podemos llegar", indicó el funcionario.

Reveló que el país ha "definido un umbral de participación mínima: si menos de la mitad no acepta la oferta, queda caduca. Para que podamos avanzar tiene que entrar al menos la mitad".

 

 

En declaraciones a Telefe, Guzmán sostuvo: "La pelota está del lado de los acreedores, hemos mostrado un fuerte interés de la Argentina por llegar a un acuerdo".

Ratificó que esta propuesta es la "última oferta" y señaló que "este proceso de negociación empezó con partes muy separadas, que ahora están más cerca".

"Esta es la última oferta, el proceso de negociación ha sido duro, y se ha convertido en un baño de realidad para los acreedores sobre la situación real en que estaba la Argentina", remarcó Guzmán.

Señaló que "al principio la distancia era enorme, y las demandas que recibíamos eran imposibles de sostener". Pero destacó que "se estableció un proceso de negociación, las partes se han ido acercando, y con un grupo estamos de acuerdo, y con otros acreedores aún no".

"Este es el final de un proceso de negociación que empezó con partes muy separadas, y que ahora están más cerca", dijo.

Guzmán admitió que existen diferencias con el fondo de inversión BlackRock, "el más grande del mundo", que sería el que presenta más objeciones a acordar la renegociación.

Pero dijo que "lo que queremos es resolver el problema de la Argentina, que no sea de una forma confrontativa, y tener una relación sana con los acreedores".

"Para eso la propuesta tenemos que poder sostenerla, porque si hacemos promesas que no podamos cumplir, poco tiempo después vamos a estar en problemas de vuelta".

Guzmán afirmó que este gobierno "quiere tener una relación sana con la economía internacional, incluyendo los aspectos financieros", al dejar abierta la posibilidad de que el país se vuelva a financiar en los mercados de capitales una vez que llegue a un acuerdo por la deuda.

Pero indicó que ese regreso a los mercados de deuda se hará "siempre y cuando sea a tasas que se puedan pagar, y eso va a llevar tiempo, porque la confianza ha sido muy dañada".

"En el 2016 había cierto optimismo, pero en 2018 eso colapsó. Estamos dando los primeros paso de ese proceso de reinstaurar la confianza", sostuvo.

Consideró que "la salida del default es el primer paso para reconstruir la confianza", porque ya desde abril de 2018 se vive una situación de cesación de pagos.

Admitió que "llevará un tiempo hasta que el mundo vuelva a tener confianza en la Argentina" y sostuvo que el país "está en la ruta hacia normalizarse".

"Tenemos una situación de doble crisis, ya que a lo macroeconómico se sumó el coronavirus, que generó una gran necesidad de proteger los ingresos y el trabajo", dijo el ministro, y sostuvo que el gobierno "ha tenido una respuesta muy valiente" frente a la pandemia, brindando apoyo a los sectores más vulnerables y al sector pyme de la economía.