10|4|2021

20 horas de rosca para que Fernández ceda y reciba a Cambiemos a solas

13 de julio de 2020

13 de julio de 2020

El Presidente aceptó la exigencia y concedió la audiencia sin el resto de la oposición. Mensajes cruzados en un domingo hot, el Zoom clave y el juego de Massa.

A pocas horas de una segunda reunión del presidente Alberto Fernández con los jefes parlamentarios desde el comienzo de la cuarentena, los representantes de Juntos por el Cambio acordaron con el oficialismo la realización de un encuentro virtual en forma separada, del que participarán sus autoridades en el Senado y en Diputados, junto a sus pares del bloque del Frente de Todos. Los detalles fueron definidos luego de una larga negociación que comenzó este domingo, cuando los opositores amagaron con bajarse de la convocatoria si no les concedían un "mano a mano" como principal fuerza opositora.

 

Como primer argumento para demorar la definición, el interbloque de la alianza que comparten macristas, radicales y lilitos sostuvo que habían sido convocados con muy poca anticipación y que debido al volumen de representación que tienen en ambas cámaras (116 diputados y 29 senadores) reclamaban un encuentro en exclusividad. De todas formas, según pudo saber Letra P, los titulares de cada bloque sabían desde el miércoles pasado que serían convocados por el Presidente y desde entonces comenzaron las discusiones internas sobre la modalidad de la audiencia.

 

 

 

A Juntos por el Cambio le tomó casi 72 horas definir su presencia en la convocatoria virtual. En tanto, Fernández dejó que la interna opositora madure durante 20 horas para aceptar todos sus pedidos, dándole un lugar privilegiado como oposición. Finalmente, se acordó que los jefes parlamentarios del PRO y la Unión Cívica Radical (UCR) estarán en el convite, que será este lunes a las 17 y por videoconferencia. Cambiemos insistió con una audiencia virtual personal, pero será a medias porque la Coalición Cívica no estará en la reunión.

 

La palabra final fue este lunes al mediodía en una reunión virtual entre los diputados Mario Negri (UCR), Alfredo Cornejo (UCR), Cristian Ritondo (PRO) y Maximiliano Ferraro (CC) con los senadores Luis Naidenoff (UCR), Humberto Schiavoni (PRO), Martín Lousteau (UCR) y Laura Rodríguez Machado (PRO). Allí se acordó, finalmente, que solo el PRO y el radicalismo participarán del mano a mano con Fernández. Se puso sobre la mesa esa propuesta a la espera de la confirmación oficial de Olivos, que vino minutos después de esa videoconferencia.

 

 

 

La Coalición Cívica argumenta el faltazo en base al "clima de agresiones" hacia la oposición del que se hacen cargo al Gobierno y la falta de debate interno en Juntos por el Cambio en torno a la agenda que elevó Fernández. La propia Carrió dejó trascender que desconfía de la convocatoria y planteó que el marco debería ser una reunión en el Congreso.

 

El Gobierno convocó la semana pasada informalmente a través de Sergio Massa. El mensaje oficial llegó el domingo por la tarde, en el grupo de WhatsApp que integran el presidente de la Cámara de Diputados y todas las autoridades de bloque. Cambiemos continuó el debate por la noche hasta que Massa se comunicó con Negri y Ritondo para confirmarles un mano a mano con Fernández para el lunes. Con esa nueva información, Juntos por el Cambio prosiguió el debate interno, que culminó este lunes con la aceptación de la UCR y el PRO al convite del que participarán diputados y senadores.

 

 

 

En el massismo y fuentes cercanas a Ritondo alentaron la idea de que el titular del bloque del PRO estaba dispuesto a asistir a la reunión original sin condicionamientos, pero el radicalismo redobló la apuesta y retomó los planteos que ya había realizado su presidente Cornejo junto a la jefa del partido macrista, Patricia Bullrich, para mantener una reunión por separado con el jefe del Estado.

 

El nuevo reclamo de este domingo, que desautorizó la primera confirmación que hizo Ritondo, fue materializado en un comunicado que redactó el senador Lousteau, que pidió incluir representantes del bloque de senadores de Juntos por el Cambio. Un reclamo que Fernández aceptó y comunicó a los opositores este mismo lunes, a horas del encuentro virtual.