CRISIS POR CORONAVIRUS

Abogados cuestionan la denuncia del Colegio a sus matriculados

El CPACF demandó a sus propios matriculados por reclamar la apertura de la Justicia. Los acusan de violar el decreto presidencial que obliga al aislamiento.

Un grupo de abogados porteños marchó el lunes 1 de junio hacia la sede del Colegio Público de Abogados de la Capital Federal (CPACF) para reclamar la vuelta al trabajo y las autoridades del colegio que los representan decidió denunciarlos por "desobediencia" y "daños". Como respuesta, una horda de profesionales salió en defensa de los acusados y la oposición al oficialismo se abroqueló para cuestionar la denuncia.

 

La denuncia alarmó a la comunidad de abogados porteños y desde las agrupaciones opositoras Cambio Pluralista y Bloque Constitucional salieron en defensa de Encuentro de Abogados Independientes, que motorizó la movilización, para cuestionar al oficialismo encabezado por Gente de Derecho. En rigor, el Colegio denunció al abogado y titular de Encuentro de Abogados Independientes, Juan Pablo Godoy Vélez, y a los matriculados Gabriela Vega, Claudia Cruz, Rubén Cantero, y Alejo Sobrado, entre otros.

 

En diálogo con Letra P, el abogado penalista Ezequiel Torres, sostuvo que "es irracional denunciar a profesionales que están reclamando para poder trabajar" y que el Colegio porteño "desoye lo que es su manda en cuanto a representar a los colegas". "Las medidas de distanciamientos que dictó el Gobierno son por cuestiones de que la gente no ande de forma masiva en la calle o en el transporte público", agregó el abogado mediático de Rosario del Estudio Jurídico Torres.

 

"En este caso es algo distinto porque el grupo de abogados que se movilizó hacia el Colegio tomó todas las medidas que hacen al aislamiento preventivo, como utilizar tapabocas, concentrarse en forma pacífica, y cumplir con el distanciamiento que prevé el decreto", explicó.

 

 

El abogado penalista José Luis Ferrari destacó que "los letrados estamos incluidos dentro de las actividades esenciales si tenes la matrícula en vigencia". "El juez es quién determina si está violada la cuarentena o no. No es potestad del Colegio de Abogados", remarcó en torno a la denuncia del Colegio de Abogados contra los matriculados que se manifestaron.

 

Según Ferrari, "lo que le molesta al Colegio es que los matriculados manifiestan en contra de la pasividad o la sumisión o la voluntad presidencial”. “Necesitamos un Poder Judicial fuerte que le marque los límites al Poder Ejecutivo. Como lo hizo el ministro de la Corte Ricardo Lorenzetti cuando dijo que no se pude vivir permanente en cuarentena", agregó.

 

Torres consideró que los matriculados "se manifestaron para dejar en claro que se requiere trabajar por la República" porque "no hay República sin Justicia". "El Ejecutivo está funcionando y el Legislativo también. El Poder Judicial tiene, por medio de la tecnología, la manera para que funcione sin problemas con el teletrabajo. En el caso de Rosario, por ejemplo, funciona perfecto en estos momentos", subrayó.

 

"En Rosario, desde el propio Colegio surgió la idea de pedirle a la Corte Provincial volver a trabajar. No solamente pensando en el profesional que vive de la  actividad, sino en los intereses que el Presidente ha reglamentado a través de los decretos. Pasa con los despidos o los desalojos, por ejemplo. Son todas medidas contempladas en decretos presidenciales, pero que si la Justicia no está activa no se pueden cumplimentar. El parate afecta a todas las ramas del derecho. Tanto al penal, al civil y al laboral", concluyó Torres.

 

Victoria Villarruel. 
Mario Decara deja la Defensoría del Pueblo y se abre el debate legislativo por su reemplazo.

También te puede interesar