X

Un Covid propio anula el plan de los ultra PRO contra el Congreso virtual

Un sector duro quería ir a la guerra por sesiones presenciales. Pero el caso del riojano Sahad empoderó a los dialoguistas, que buscan un acuerdo con Massa.

Por 29/06/2020 18:37

El contagio de Covid 19 del diputado macrista por La Rioja Julio Sahad disparó las alarmas sanitarias del Congreso, pero especialmente dentro del principal bloque opositor, donde sus integrantes debatían si reclamar la realización de sesiones presenciales y negarse a prorrogar la extensión del protocolo que permite el funcionamiento remoto del recinto, como quiere Fernando Iglesias, uno de los principales impulsores del fin del sistema mixto,o avalar la continuidad de las reuniones semivirtuales. Dentro del bloque confirmaron a Letra P que sigue empeñado en realizar una sesión presencial de la Comisión de Mercosur, que preside. Ninguno de sus pares lo desautorizó públicamente, pero un sector del bloque del PRO y de la UCR darían su acuerdo al trabajo remoto.

En el medio, la Asociación del Personal Legislativo, que conduce Norberto Dipróspero, repudió la decisión de Iglesias y reclamó el endurecimiento de las medidas de prevención. 

"Ahora tenemos 14 días de aislamiento y después vamos viendo, pero hay una regla esencial en la política, que reza: nunca des por descartado nada", dijo a este portal uno de los integrantes del bloque PRO que participó en forma presencial durante la sesión mixta, que se extendió por diez horas el jueves pasado. Si bien la mayoría no coincide con el planteo de Iglesias, el protocolo aprobado para las sesiones remotas caducó y el presidente de la Cámara, Sergio Massa, tiene previsto realizar una reunión virtual con los jefes de cada bloque para extender el funcionamiento semipresencial y armar una hoja de ruta para sesionar "eventualmente". 

 

 

En rigor, Iglesias no estaba solo en su planteo para frenar las sesiones virtuales. Una parte del PRO, y también del radicalismo, planeaba insistir con la necesidad de funcionar en forma presencial ante el inminente ingreso de proyectos que no cosechan consenso, como la creación de un impuesto extraordinario a las grandes riquezas, la expropiación de la agroexportadora Vicentin o la comisión bicameral investigadora que aprobó el Senado la semana pasada para investigar los préstamos que el Banco Nación le otorgó a esa firma. 

En el Frente de Todos (FdT) sostienen que el sistema puede funcionar sin problemas en debates complejos. "Es un recurso clave para seguir en funcionamiento y contener la preocupación de los trabajadores del cuerpo", argumentó un escudero del oficialismo. 

 

 

Desde la implementación del protocolo hubo 52 reuniones de comisión con 114 horas de debate virtual. Con ese argumento los diputados del FdT presentarán una prórroga para evitar la parálisis total y que las comisiones puedan funcionar en forma digital, con la opción de sesionar ante un eventual acuerdo político para hacerlo. 

Ante las consultas de este portal, oficialistas y opositores reconocieron que no tienen planes de activar el recinto en las próximas dos semanas. El lapso coincide con el endurecimiento de la cuarentena en el  Área Metropolitana (AMBA), pero el FdT igualmente buscará contar con la prórroga y ya tendría el respaldo de los bloques del lavagnismo, de Unidad Federal para el Desarrollo. 

 

 

También podrían contar con el OK del radicalismo, a través de su titular, Mario Negri, que es proclive a mantener los máximos recaudos sanitarios y mantener un total funcionamiento virtual durante las próximas dos semanas. Un sector del PRO, encabezado por el diputado y exviceministro Sebastián García De Luca, podría sumarse, como lo hizo hace dos meses cuando junto con el lavagnismo y otros minibloques presentó un pedido de sesión especial que destrabó la negativa de Juntos por el Cambio a las sesiones mixtas.

El funcionamiento remoto permitiría que los diputados contagiados pudieran participar, como sucedió el jueves pasado, con la asistencia virtual de Federico Fagioli y Walter Correa, los dos integrantes del FdT contagiados de coronavirus. A ellos se sumó el riojano Sahad, el primero del PRO. Sus compañeros de bloque comenzaron a realizarse hisopados para despejar la posibilidad de estar contagiados, como el titular del bloque, Cristian Ritondo, que deberá mantener un estricto aislamiento por dos semanas, en un hotel y lejos de su familia.