CRISIS POR CORONAVIRUS

Tras la rebelión del centro, Fernández niega "conflicto con gobernadores"

El Presidente admitió que debería haber aclarado en su mensaje que el permiso para salidas recreativas iba a ser reglamentado por los mandatarios y el jefe de Gobierno porteño.

El presidente Alberto Fernández negó "conflicto" con los gobiernos de la ciudad y provincia de Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe, luego de que los gobernadores y el jefe de gobierno Horacio Rodríguez Larreta se negaran a habilitar las salidas recreativas de una hora, tal como lo había anunciado el jefe de Estado el pasado sábado en un mensaje grabado. 

 

"No hay conflicto (con los gobernadores) como los medios plantean. Está claro que hay un punto de tensión, pero tenemos que entender que estamos administrando el movimiento humano. El decreto señala que todos pueden salir y después ordena a cada gobernador a administrarlo", explicó

 

En diálogo con radio Con Vos, Fernández explicó que "el comunicado que sacaron los gobernadores lo hablaron antes conmigo y les dije que me parecía bien que lo hicieran si sentían que no podían controlar el tema."

 

“Los gobernadores tienen vocación de cuidar a su gente, pero tampoco podemos mantener a la gente encerrada, porque no resiste. Cuidarnos no puede ser un sacrificio, sino motivo de alegría. Tampoco se puede convertir en penuria el aislamiento, eso es todo. Los gobernadores e intendentes tienen que estar encima del tema, como ya lo están hoy", señaló.

 

Y agregó: "Al mismo tiempo que vengo recibiendo a los gobernadores para abrir ciertas actividades, me reúno con especialistas en materia epidemiológica que me plantearon que era necesario hacer algún grado de apertura para que la gente pudiera salir de las cuatro paredes para dar una vuelta y volver a la casa". 

 

En ese sentido, el Presidente indicó que "hay más de 70 por ciento de la geografía argentina que no está corriendo riesgo de contagiarse" y que, por lo tanto, "había que flexibilizar un poquito esa cuarentena". 

 

 

 

En un comunicado conjunto, la Ciudad de Buenos Aires y las provincias de Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe anunciaron este domingo que el aislamiento social, preventivo y obligatorio por el coronavirus sigue vigente "sin modificaciones" y que no autorizaron las salidas de esparcimiento en la nueva etapa de la cuarentena.

 

Los gobiernos hicieron la aclaración debido a que en grandes capitales y otras ciudades con alta población -como en esos distritos- hubo ciudadanos que se anticiparon a salir a las calles, incluso con sus hijos, pese a que aún no se había publicado el nuevo DNU del presidente Alberto Fernández en el Boletín Oficial, que finalmente reglamentó las salidas.

 

Si bien los cuatro mandatarios rebeldes responden a distintas extracciones políticas, todos coincidieron en que en los grandes centros urbanos es imposible de controlar las salidas recreativas.

 

El Gobierno prorrogó la cuarentena hasta el próximo 10 de mayo y habilitó las salidas breves facultando a las jurisdicciones a establecer el otorgamiento de los permisos.

 

 

 

El artículo 8 del DNU publicado dice que "las personas que deben cumplir la cuarentena podrán realizar una breve salida de esparcimiento, en beneficio de la salud y el bienestar psicofísico, sin alejarse más de 500 metros de su residencia, con una duración máxima de 60 minutos, en horario diurno y antes de las 20 horas".

 

Además, precisa que las autoridades de cada jurisdicción tomarán las decisiones sobre las salidas y "en atención a las condiciones epidemiológicas y a la evaluación de riesgo en los distintos departamentos o partidos de la jurisdicción a su cargo".

 

La pobreza en Argentina ascendió al 57,4% en enero de 2024 (Foto: NA)
Zulemita Menem y Javier Milei junto al busto de Carlos Menem en Casa Rosada.

También te puede interesar