X

La historia de las ambulancias abandonadas que puso en foco al exministro Andrés Scarsi

Los 24 vehículos, perfectamente equipados para atenciones críticas, estaban arrumbados en dos galpones. Son parte del abandono de la gestión Vidal. "Fueron recuperadas de la desidia", dijo Kicillof.

Por 17/04/2020 18:50

Cuando en enero de este año la nueva gestión al frente del ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires inició un inventario con el objetivo de tener un cuadro de situación encontró elementos y recursos sin uso. En esa tarea, desde el departamento de automotores del ministerio le informaron al ministro Daniel Gollán que en el estacionamiento del Hospital San Martín, en la ciudad de La Plata, y en el depósito del Hospital El Dique, en Ensenada, había 24 ambulancias desde hacía dos años, sin uso, y que habían sido adquiridas cero kilómetro por el entonces ministro de Salud de la gestión de María Eugenia Vidal, Andrés Scarsi. Este viernes, en el marco de la emergencia sanitaria por el coronavirus, el gobernador bonaerense Axel Kicillof, junto al equipo de Salud, volvieron a poner en funcionamiento los 24 vehículos de traslado para casos de terapia intensiva y que estarán disponibles para cuando el pico de contagio del COVID-19 llegue a las zonas críticas del territorio bonaerense, la provincia con el mayor número de contagios del país. 

“Estamos presentando y poniendo a funcionar estas 24 ambulancias, que fueron adquiridas en 2017 pero no están pagas y nunca se pusieron en marcha, y muchas de ellas tuvieron que ser recuperadas de la desidia, porque se les había generado problemas por desuso”, disparó Kicillof este viernes.
 


Kicillof junto al ministro de Salud, Daniel Gollán y el viceministro Nicolás Kreplak (Foto: AGLP)

 

Según detalló el Ministerio de Salud, son 24 Fiat Ducato Maxicargo 2.8 modelo 2017 que fueron adquiridas por la gestión anterior pero que, “inexplicablemente”, nunca fueron entregadas a regiones sanitarias ni a los hospitales. 19 vehículos no arrancaban. Por eso, este viernes, el gobernador agradeció a la automotriz Fiat por trabajar en el reacondicionamiento de las unidades que cuentan con con bolsos de trauma, desfibriladores, bolso de vía aérea, caja de medicación, camilla y tabla de extracción.

Algunas ambulancias tenían kilometraje gastado. Ninguna hizo más de mil kilómetros, tras lo cual fueron sacadas de circulación. Al encontrarlas, a principio de año, detectaron distintos problemas mecánicos. 19 de ellas directamente no arrancaban por el deterioro del motor y todas se encontraban dañadas por el paso del tiempo y la exposición a la intemperie.

 

 

 

El Ministerio inició una investigación. Según fuentes de Salud, se sabe que las ambulancias nunca se pagaron y hoy la deuda pesa sobre la nueva gestión. A fines de 2017 se abrió un expediente en el que aparecen las facturas por la compra de un total de 50 ambulancias y remitos en los que se dejaba constancia de que los móviles habían sido recibidos. La nueva administración sostiene que “esto no era así”. Al detectarse esa irregularidad, en 2018 se abrió un segundo expediente que intenta justificar con supuestos problemas de logística la demora en la entrega. No obstante, luego se abrió un tercer expediente en el que vuelven a aparecer facturas impagas a nombre de la empresa proveedora de las ambulancias y remitos del Ministerio de Salud que reconoce haberlas recibido. Esta sumatoria de irregularidades aún en investigación hicieron que el pago se trabara y, hasta hoy, el costo de las ambulancias sigue sin ser saldado. Por lo pronto, la restauración le costó al ministerio $ 1.600.000. 

Al revelarse esta situación, las miradas se posaron sobre la gestión de Vidal y su entonces ministro de Salud. Scarsi usó su cuenta de Twitter para explicar que “las 24 ambulancias que se encontraban debidamente documentadas estaban previstas para seguir fortaleciendo el SAME y para poder avanzar en aquellos municipios (a los) que por diversas razones no pudimos entrar”. También hizo un recorrido del SAME en la provincia.

 

 

Pero el de las ambulancias no fue el único hallazgo de la actual administración de Salud. A semanas de tomar funciones, Gollán también denunció que encontraron en un depósito de la localidad de Melchor Romero, en el distrito de La Plata, más de 160 mil dosis contra la poliomelitis, la doble viral (difteria y tétanos) y la triple viral (sarampión, paperas y rubéola). 

Aquellas dosis estaban vencidas, para desechar y sin cadena de frío. “No sé cómo llamarlo, pero es desidia, desinterés absoluto. En medio de una necesidad estaba el recurso y lo desecharon”, decía Gollán sobre aquel hallazgo a principio de año en declaraciones a la Agencia DIB.