X

Jueces, fiscales y funcionarios podrán adherir a un descuento de salarios para engordar una partida destinada a la compra de insumos médicos. Aplicará a los sueldos de un trimestre.

Por 01/04/2020 17:40

La Suprema Corte de Justicia de la provincia de Buenos Aires (SCBA) oficializó la creación de un fondo solidario que se realizará con el aporte “voluntarios” de jueces, fiscales y funcionarios letrados del Poder Judicial bonaerense, según confirmaron fuentes oficiales a Letra P. La idea ya había sido adelantada a los integrantes del Ministerio Público Fiscal mediante un audio que el procurador general Julio Marcelo Conte Grand envió a un grupo de colaboradores y fiscales generales.

Se trata de un “sistema de contribución voluntaria de carácter solidario”. Los magistrados que se sumen “voluntariamente” a esta iniciativa no compulsiva donarán una parte de sus salarios “para utilizar los fondos en la compra de insumos y bienes para enfrentar la pandemia en provincia de Buenos Aires, en línea con lo que ocurre en otras jurisdicciones”, explicó Conte Grand en el audio al que accedió este medio.

En cuanto al Sistema de Aporte Solidario, se establece que estará constituido con aportes voluntarios que pueden alcanzar un 20% del Sueldo básico de los Magistrados de la Suprema Corte de Justicia; jueces del Tribunal de Casación; Cámaras de Apelación y de primera instancia; como así también de funcionarios de alto rango del servicio de justicia.

 

 

Dichos fondos, según surge de la resolución, serán destinados al Ministerio de Salud de la Provincia y a instituciones de bien público provincial dedicadas a la atención sanitaria por la pandemia de coronavirus (COVID-19).

Los descuentos se aplicarán a partir de las remuneraciones del mes de abril que se perciben en el mes de mayo. La medida será extensiva hasta el mes de junio inclusive, fecha en que se estima la finalización total del aislamiento social preventivo y obligatorio.

Entre los fundamentos de la resolución, la Suprema Corte provincial expresa que es “consciente del esfuerzo que la generalidad de los magistrados ponen cotidianamente al servicio de la función judicial incluso durante esta grave emergencia”; como también lo es del “rezago que tienen sus remuneraciones comparadas con otras jurisdicciones del país”, en un claro mensaje al gobernador Axel Kicillof sobre un viejo reclamo salarial de la cima del Poder Judicial bonaerense.

En tanto, el jefe de los fiscales bonaerenses también adelantó que desde la Procuración General realizarán una “reducción de gastos y análisis exhaustivo de inversiones” con la colaboración de la otras áreas del Ministerio Público.

 

 

Conte Grand adelantó a sus subordinados que la adhesión al fondo solidario no es obligatoria al tiempo que subrayó: “Hay tiempo para reflexionar y tomar una decisión”. El funcionario vidalista resaltó a su círculo rojo judicial que “no” pretende “tomar una decisión que conmueva la prestación del servicio ni resienta el salario de magistrados y funcionarios”.

 

 

ESCENARIO FEDERAL. Esta medida que impulsa la Corte bonaerense tiene su correlato con lo ocurrido en la provincia de Salta donde, hace una semana, integrantes del poder judicial anunciaron medidas de reducción salarial. En el primer día las y los magistrados salteños aportaron unos 700 mil pesos, según consta en registros oficiales.

La misma iniciativa ya fue anunciada por el Superior Tribunal de Justicia de Entre Ríos, donde se estableció un aporte voluntario promedio del 15% de los salarios de jueces, fiscales y funcionarios con cargos letrados.

Por fuera de las provincias, en el ámbito del Poder Judicial de la Nación, con el fin de colaborar en la contención y tratamiento del coronavirus, jueces y funcionarios concretaron una contribución voluntaria y recaudaron unos $ 850.000. Los aportes individuales fueron desde $ 2000 hasta $ 30.000, según informó el sitio Infobae. Parte del dinero -$ 500.000- ya se destinó a encargar la confección de una primera tanda de 10.000 barbijos, que en unas dos semanas serán entregados en forma directa a instituciones sanitarias que puedan necesitarlos en distintos puntos del país. Además, serán distribuidos entre personal de guardia del Poder Judicial de la Nación.

La decisión fue impulsada por la Asociación de Magistrados y Funcionarios de la Justicia Nacional (AMFJN), y su sumó la Asociación de Fiscales y Funcionarios del Ministerio Público de la Nación (AFFUN) y la Asociación de Magistrados y Funcionarios del Ministerio Público de la Defensa (ADePRA).