X

El Presidente debutó ante el Círculo Rojo con un mensaje directo para los que aumentan. “Voy a ser implacable”, dijo en el Cicyp. Kulfas trabaja en un anuncio inminente de revisión de costos.

Por 04/03/2020 17:48

"Con los precios voy a ser implacable, no puede ser que sigan subiendo. El sector alimentos tiene que revisar el tema". El presidente Alberto Fernández subió al escenario del Consejo Interamericano de Comercio y Producción (Cicyp) con un objetivo central y único: marcarle la cancha de manera definitiva a los formadores de precios, luego de haberlos calificado de “pícaros” en la apertura de las sesiones ordinarias. También agregó que no se explica cómo los precios suben cuando las tarifas y naftas están congeladas y el dólar se mueve marginalmente dentro del cepo.

Lo escuchaban desde la mesa central el presidente del Cicyp, Daniel Funes de Rioja, que es abogado de la Coordinadora de Productores de Alimentos (Copal) y el jefe de la Unión Industrial (UIA), el aceitero Miguel Acevedo. Los dos CEO ya habían presenciado un discurso parecido, pero menos de trinchera, en el Congreso. Pero aquí el mensaje llevó una carga simbólica y política que tiene anclaje en medidas concretas que se vienen. Según supo Letra P, Fernández le encargó al ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, un plan que se anunciará en los próximos días y que irá a revisar los costos de producciones de algunos alimentos esenciales. El principal, los lácteos.

 


En paralelo, el Gobierno tiene decidido, desde la Secretaría de Comercio Interior, que la próxima revisión de Precios Cuidados tenga aumento cero. “El tema de los alimentos y los precios lo vuelve loco a Alberto. Eso y las tasas de interés de las tarjetas de crédito, con eso va a ir a fondo”, se sinceró uno de los laderos presidenciales.

 


Luego del evento, Funes de Rioja y Acevedo hablaron con Letra P. “No vemos mal que se revisen los costos, pero creemos que la inflación está yendo a la baja”, dijo el titular de la UIA. Funes, el anfitrión, explicó que, en realidad, los precios se mueven también en relación con otras variables, como costos de insumos, paritarias y gastos. Y que eso no hay forma de controlarlo.

Fuentes del ministerio que conduce Kulfas confían, en este mar de disputa, que la inflación de febrero será muy a la baja y que eso se hará extensivo a los alimentos. ¿Cómo sabe el Gobierno cuánto están subiendo los precios? Está en contacto permanente con los grandes supermercados de Asociación de Supermercados Unidos (ASU), que le informan desplazamientos nulos o leves. A esto se suman las reuniones con empresas proveedoras, en las cuales el propio Gobierno rebota pedidos de aumento.