NUEVO CICLO

Santa Fe: Moroni define futuro de gremio portuario intervenido y de paritaria sospechosa

El histórico Herme Juárez fue excarcelado y quiere retomar sus negocios portuarios y gremiales. El interventor apura con la competencia, Milisenda, un acuerdo salarial laxo antes de irse.

El manejo de los servicios portuarios del cordón industrial del Gran Rosario empezó a agitarse en las últimas semanas por dos hechos fundamentales. Por un lado, la excarcelación de Herme Juárez, titular de la mayor empresa del rubro y del sindicato que nuclea a sus trabajadores. Por otro, la proximidad de la finalización de las intervenciones impuestas a la empresa y a la entidad gremial mencionadas.

 

Juárez, detenido por extorsión, lavados de activos de origen ilícito y evasión, está de los dos lados del mostrador al ser el titular de la Cooperativa de Trabajos Portuarios y del Sindicato Unido de Portuarios Argentinos (SUPA) que abarca Puerto General San Martín y la zona. Ambos fueron intervenidos. El ministerio de Trabajo de la Nación tiene entre ceja y ceja la intervención dictada por el macrismo, por lo que podría reactivarse la actividad sindical.

 

Esto abre un nuevo escenario. Por un lado, la cuenta final empezó para el interventor del SUPA, Marcelo Urban, un hombre puesto por el exministro de Producción y Trabajo Dante Sica. Mediante la resolución 1174/19 de noviembre pasado se designó por seis meses a Urban para “ejercer los actos conservatorios y de administración necesarios para subsanar las irregularidades existentes, determinadas por la Autoridad Judicial”.

 

Curiosamente fue apoderado legal del Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU) durante la gestión del ahora detenido Omar "Caballo" Suárez, gremio que terminó intervenido por las mismas irregularidades por las que fue elegido por Sica para “subsanar” al SUPA. En mayo termina su período al mando del sindicato. Antes de su partida, se metió en la definición de la paritaria de los estibadores portuarios con las empresas que prestan dichos servicios.

 


El ex ministro de Producción, Dante Sica, colocó al interventor del SUPA

 


Históricamente, los trabajadores fueron congraciados por acuerdos salariales altos de los mejores del país, e incluso Herme Juárez lo hizo bandera de su actividad que lleva 50 años. Esta vez, no correría el mismo camino.

 

Urban estaría cerrando acuerdos a la baja de lo resuelto habitualmente y quien escucharía con gusto del otro lado de la mesa es Adrián Milisenda, titular de la homónima empresa de servicios portuarios y, a la vez, competidora de larga data con la Cooperativa de Juárez.

 

Esto se le suma a la denuncia de los trabajadores contra el exinterventor de la Cooperativa Juan José Schaer, también con terminal en Cambiemos, por presuntamente haber avanzado en un reglamento que violaba el estatuto dando lugar a la baja de los costos de estiba en beneficio de las exportadoras multinacionales, y en perjuicio de los sindicalizados.

 

La ecuación se completa con las intenciones del hombre puesto por Sica de colocar gente de su confianza una vez levantada la intervención judicial. El sindicato volvería a rodar de nuevo y el sendero de la reconstrucción lo estaría trabajando el propio Urban. El ministerio de Trabajo de la Nación, encabezado por Claudio Moroni estaría decidido a que la intervención no se prorrogue y reconstruir la actividad gremial.
 

 


Pero Juárez no parece quedarse de manos cruzadas y busca ganar terreno perdido ahora que fue excarcelado por el juez federal de Campana, Adrián Charvay. Sin embargo, continúa procesado por asociación ilícita y administración fraudulenta. Ni bien fue liberado, rompió toda orden judicial y se sentó en el sillón de su Cooperativa para “ayudar” al interventor.

 

El intendente Pablo Javkin y el gobernador Maximiliano Pullaro lanzarán este miércoles el Acuerdo Rosario.
Maximiliano Pullaro y el ministro de Desarrollo Productivo Gustavo Puccini.

También te puede interesar