X

Denunciaron penalmente al presidente del Tribunal de Cuentas bonaerense

Es por presuntas irregularidades y mal desempeño en sus funciones. En paralelo a la denuncia judicial avanza el pedido de juicio político y eventual destitución de Eduardo Benjamín Grinberg.

Es por presuntas irregularidades y mal desempeño en sus funciones. En paralelo a la denuncia judicial avanza el pedido de juicio político y eventual destitución de Eduardo Benjamín Grinberg.

Por 16/03/2020 14:40

Un nuevo frente de turbulencias aparece en el futuro de Eduardo Benjamín Grinberg, titular del Tribunal de Cuentas de la provincia de Buenos Aires (HTC). Se trata de una denuncia penal por presunta malversación de fondos dentro del organismo que se suma a un pedido de juicio político ante la Secretaría de Enjuiciamiento de Magistrados y Funcionarios provinciales, según se desprende de la documentación a la que accedió Letra P.

Ambos expedientes son impulsados por el periodista Fernando Miguez, titular de la Fundación por la Paz y el Cambio Climático de Argentina, quien solicitó se investigue a Grinberg por “mal desempeño en el cargo y la comisión de delitos dolosos en el ejercicio de sus funciones”.

Luego de la denuncia en sede administrativa, el expediente fue analizado y Miguez fue citado para ratificar la denuncia, situación que en los hechos, no da por descartada la presentación e indica que los instructores detectaron elementos aportados en la denuncia que deben ser, al menos, investigados para su esclarecimiento.

 

 

Luego de confirmar esa denuncia, se presentó un pedido de investigación en la justicia Penal de la capital bonaerense. La causa quedó en manos de la fiscal Virginia Bravo, titular de la Unidad Funcional de Instrucción 7 de La Plata.

Además fueron notificados personalmente los cinco vocales del organismo, quienes están al tanto del complicado panorama judicial y administrativo que golpea las puertas del despacho de Grinberg. Su gestión al frente del organismo que debe controlar las cuentas de municipios y organismos públicos es cuanto menos polémica, al punto que la justicia ya interviene en un expediente que avanza sin pausa, tal como informó este medio en ediciones anteriores. Tiene un asignado mil millones de pesos anuales y el 95% es para salarios, mayormente, de funcionarios y su círculo íntimo personal.

EN FOCO. Bajo la presidencia del HTC Grinberg nombró en la repartición a su esposa, a su hijo, a la mujer de su chofer y hasta a un profesor de yachting.

El organismo es funcionalmente una estructura con poder sobre todos los funcionarios provinciales y los intendentes. Un fallo adverso sobre un ministro o un secretario de Estado provincial puede ser el puntapié para una causa judicial. En cuanto a los intendentes, la repartición ejerce el control administrativo de todos los alcaldes toda vez que tiene la potestad de no aprobarles las cuentas.

 

 

El órgano de decisiones del Tribunal está conformado por una presidencia -a cargo de Grinberg desde 1987- y cuatro vocalías: dos encargadas de auditar los municipios; una que se ocupa de controlar las reparticiones autárquicas y entes especiales y otra que controla la administración central, es decir, el Ejecutivo bonaerense. Debe inspeccionar las oficinas provinciales o municipales que administran fondos públicos y tomar las medidas necesarias para prevenir irregularidades en la forma y con arreglo al procedimiento que determina la ley.

El organismo es funcionalmente una estructura con poder sobre todos los funcionarios provinciales y los intendentes. Un fallo adverso sobre un ministro o un secretario de Estado provincial puede ser el puntapié para una causa judicial. En cuanto a los intendentes, la repartición ejerce el control administrativo de todos los alcaldes toda vez que tiene la potestad de no aprobarles las cuentas. Un poder absoluto exento, hasta el momento, de cuestionamientos políticos y judiciales.