X

Galdurralde, el elegido para la Lotería de Kicillof

No tiene nombramiento pero ya está en funciones. Manejará una caja enorme. Responde al intendente de Lomas de Zamora, Insaurralde. Freezer al juego on line y la renovación de contratos, en agenda.

Por 14/03/2020 15:09

El contador Omar Galdurralde aguarda el nombramiento formal para convertirse en el nuevo presidente del Instituto de Loterías y Casinos de la provincia de Buenos Aires, aunque ya se encuentra en funciones, según le confirmaron a Letra P fuentes del Ejecutivo bonaerense. Es un puesto codiciado por la política bonaerense. Llegó a ese lugar como parte de un acuerdo que alcanzó el intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, con el gobernador Axel Kicillof, quien en sus primeros días de gestión delegó las funciones del Instituto en su jefe de Gabinete, Carlos Bianco.

En la Casa de Gobierno explicaban que la decisión de empoderar a Bianco tenía que ver con una medida transitoria para que los expedientes que pasaran por esa cartera no se frenaran, como la entrega de premios. Bianco definió como secretario ejecutivo de Lotería a Juan Manuel Padín, un hombre de su entorno que fuera director de Negociaciones Comerciales Internacionales del Ministerio de Economía durante la administración de Kicillof de esa cartera.

Galdurralde fue director de finanzas de IOMA cuando Daniel Scioli era gobernador y Javier Mouriño presidía la obra social estatal. Luego, formó parte del directorio del Banco Provincia, desde 2014 a 2018. Antes, orbitó cerca del entonces jefe de Gabinete Aníbal Fernández.

 

 

La designación de lugares para los intendentes del peronismo en distintas dependencias provinciales generó tensiones entre alcaldes y el Ejecutivo, luego de que Kicillof definiera el gabinete con mayoría de hombres y mujeres de su confianza. Durante la campaña, Insaurralde dio rápido y fuerte respaldo a Kicillof, con acciones concretas. Eso se tradujo ahora en la elección de Galdurralde para Lotería y antes, en la designación de Federico Otermín como presidente de la poderosa Cámara de Diputados bonaerense.

La masa de recursos que mueve el Instituto de Loterías es macro. De las distintas bocas de recaudación con las que cuenta se asiste a municipios, a la Dirección de General de Cultura y Educación, a Desarrollo Social, al ministerio de Salud, al Organismo de Niñez y Adolescencia, al ministerio de Infraestructura, de Seguridad, al fondo del Teatro, a Rentas, al Fondo de Transplante y a Rentas Generales.
 

 

JUEGO 2020. El nuevo titular de Loterías deberá trabajar sobre la concesión de las máquinas tragamonedas en los casinos de Tandil, Miramar y el Hermitage de Mar del Plata. Sucede que en marzo del año pasado la gestión de María Eugenia Vidal había rechazado la oferta realizada por la UTE (Unión Transitoria de Empresas) conformada por Entretenimientos Saltos del Moconá y el Bingo Oasis de Pilar que pretendía quedarse con el 71% de las ganancias. Desde entonces, siguen operando bajo potestad de Boldt, que por otros casi 20 años controlará la sala más rentable, el Trillenium, además de la de Pinamar.

El Gobierno pondrá especial énfasis en la revisión de contratos para la explotación de máquinas tragamonedas. El propio Bianco había dicho en una entrevista a Letra P que ante el vencimiento inminente de muchas salas de bingo y casas de juego iba a ser “prioritario el ordenamiento”.

Además, el Ejecutivo no innovará con el sistema de juego on line. Para el Gobierno hoy no es una prioridad, pese a que Vidal abrió el registro de aspirantes a licenciatario donde se anotaron veinte compañías y se habilitaron la adjudicación de siete. De todo eso y más, tomó nota Galdurralde.