X

En medio de la guerra por la ley de emergencia, el gobernador y su antecesor empezaron a limar asperezas. “Mínimo gesto de distensión” por chat y compromiso de cumbre.

Por 14/03/2020 10:27

En medio de tanta metralleta mediática, algo cambió en Santa Fe. Oficialismo y oposición abrieron sobre la hora un canal de diálogo y el proyecto de ley de emergencia -rebautizado “de necesidad y urgencia”- aún sobrevive. El canal de diálogo fue tendido entre los popes de uno y otro lado: el gobernador Omar Perotti y su antecesor y jefe de Diputados, Miguel Lifschitz, retomaron contacto. Lo hicieron en las últimas horas vía mensajes vía WhatsApp y se comprometieron a verse las caras.

Así lo confirmaron a Letra P tres fuentes. Una del PJ, otra radical y una socialista. Todas coincidieron en que fue un breve intercambio de mensajes aunque ninguna de las partes se hace cargo de haber dado el primer paso. Según la fuente, cambia el nombre de quien dio el puntapié inicial y apretó primero el “enviar”.

 

 

“Fue un mínimo gesto de distensión y quedaron en verse”, confió un legislador de la UCR, envuelto todavía en las negociaciones por la salida de la iniciativa que Perotti reclama y considera clave para terminar de poner en marcha la gestión que arrancó hace meses. Lifschitz le dijo que “se encuentra a disposición” para encarrilar una situación más que tensa, según dijeron fuentes del socialismo a este portal.

Tras ese cruce por chat, ambos quedaron en mantener una reunión cara a cara, instancia que incluso reclaman varios dirigentes de ambos partidos. Pero será luego de la sanción de la emergencia que reclama el Ejecutivo, cuyos términos aún está en discusión.

 

 

El jueves, la Cámara baja recibió la aprobación del Senado y el presidente del cuerpo, Lifschitz, resolvió girarla a dos comisiones, Asuntos Constitucionales y Presupuesto y Hacienda, y darle preferencia para la semana próxima.

Con las cartas echadas y un proceso de diálogo “reabierto”, a partir de este lunes se volverá a encender la hornalla de la rosca santafesina. Hay predisposición de ambos lados y los ministros de Perotti, al menos el de Economía, Walter Agosto, recorrería nuevamente los pasillos de la Legislatura para negociar el contenido del proyecto de ley con Lifschitz y compañía.

 

 

Al menos por unos días, hay un entendimiento y Perotti no piensa en sacar algunos aspectos de su ley insignia por decreto. Se dará un tiempo y confiará en las gestiones de los legisladores del PJ, del diputado Leandro Busatto por un lado y, del que siempre está, el senador Armando Traferri. Cada uno por su lado, mantienen diálogo abierto con el progresismo para arribar a una “ley posible”.