X

El titular de la entidad, Matías de Velazco, subrayó la falta de respuesta de la Nación ante el planteo por retenciones y pidió “una señal” de AF. Admite diferencias al interior de la Mesa de Enlace.

Por 13/02/2020 18:27

Una vez conocida la decisión del Consejo Superior Directivo de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) de plantear ante la Mesa de Enlace una medida de fuerza que se traduzca en un cese de comercialización en protesta por la variación en las retenciones por parte del Gobierno nacional, el presidente de Carbap (entidad que integra CRA), Matías De Velazco, defendió esta propuesta que se pondrá a consideración del resto de las entidades ruralistas en los próximos días pero ya deja traslucir diferencias con sectores de aquellas instituciones que representan a los productores más pequeños, como Coninagro y Federación Agraria. “Las razones de estas propuesta de cese de comercialización son la falta de respuestas del Gobierno”, sostuvo el dirigente agropecuario en diálogo con Letra P.

De Velazco recordó que “hace 15 días hubo una carta de la Mesa de Enlace al ministro (de Agricultura, Luis) Basterra solicitando un pedido de audiencia que no se había dado y esa carta no tuvo respuesta”. Ante eso, consideró que la medida de fuerza resulta “un reclamo genuino y sensato ante una presión impositiva exagerada que viene de décadas y sigue sin respuestas. El campo entiende la situación y comprende que no se puede cambiar la situación de hoy para mañana, pero necesita una señal de parte del presidente de la Nación”.

“Vamos a buscar consenso dentro de la Mesa de Enlace” para avanzar en esta medida, anunció el titular de Carbap, pero aclaró que, de no alcanzar un acuerdo con las demás entidades del sector, la CRA “evaluará qué hacer”.

 

 

Consultado sobre si ya han sondeado el nivel de aceptación del cese de comercialización propuesto en las distintas entidades que conforman la Mesa de Enlace, De Velazco enfatizó: “Diálogo siempre hay. Estamos hablando, pero lo definiremos una vez que se reúnan los cuatro presidentes; de ahí saldrá una decisión”. De todos modos, el titular de Carbap admitió diferencias entre las diversas instituciones: “A veces hay posturas diferentes, por algo son cuatro entidades y no una, pero acá hay un afectado que es el productor. Las entidades representan productores, ese debería ser el punto de encuentro”.

Cabe señalar que la FAA sostuvo en las últimas horas “no tener como prioridad ir a una medida de fuerza extrema”. Mientras, dirigentes de peso dentro de Coninagro, como el bonaerense Mario Raiteri, manifestó a Letra P: una medida de ese tipo “económicamente a los únicos que perjudica es a nosotros”. Y puso en duda lo “oportuno” de esa protesta.

Sin embargo, el presidente de Carbap consideró que “los canales de diálogo están” con el Gobierno. "Vamos a cuidarlos”, dijo, pero explicó que “el punto de largada” del conflicto no es la asunción de la nueva administración, sino "el cambio de retenciones”.

 

 

En tanto, De Velazco desestimó que la definición de CRA y, por ende, de Carbap, haya sido bajo presión tras la definición del último tractorazo en San Nicolás, que instó a la Mesa de Enlace a manifestarse sobre los planteos de acciones directas ante la continuidad de las retenciones: “De hecho, en su Consejo del 17 de diciembre, Carbap había decidido un cese de comercialización que había elevado a CRA en su momento”, explicó.

Aunque subrayó que “el disconformismo es con la presión impositiva en general”, el presidente de Carbap diferenció la situación nacional de la bonaerense. “Lo que es emblemático dentro de la presión impositiva son las retenciones y lo que es importante resaltar es que lo que se esperan son señales. Está habiendo algún tipo de señal dentro de la provincia de Buenos Aires; el Banco Provincia lanzó una línea de crédito que realmente es una ayuda para la producción. Esas señales son muy bien vistas porque denotan un gobierno que considera la producción y tiene una actitud de impulsarla. Eso fue hace 15 días y anteayer el Banco Nación lo empezó a seguir al Bapro. Es importante que el presidente dé señales de hacia adónde vamos y qué piensa sobre las retenciones en este caso”.