X
La negociación por el recorte de los recursos transferidos a la Ciudad está en pausa, pero el diálogo sigue. Fernández y Larreta discuten el número fino, pero la disputa ronda los $18.000 millones.
Por 13/02/2020 15:07

La negociación por el recorte de la masa de recursos coparticipables que recibe la Ciudad de Buenos Aires entró en una meseta. La traba para dar el próximo paso en este trekking presupuestario está en el número y aunque el diálogo entre el presidente Alberto Fernández y el jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, llegó a una fase personal y se ejecuta sin intermediarios, no hay definiciones y la espera se agiganta. Por estas horas, el número de poda que barajan en la Casa Rosada se mueve entre el 1% y el 1,1%, mientras que en la Jefatura de Gobierno sostiene que no puede estar por encima del 0,5%. Una diferencia gigante.

La discusión ronda los 18.000 millones de pesos. Explicado de otra manera: el Gobierno propone que la quita sea de al menos un punto, lo que equivaldría a 36.000 millones, y en la Jefatura de Gobierno argumentan que esa cifra sería "letal" y proponen reducirla a la mitad. En Balcarce 50 descreen de ese argumento y redoblan la apuesta. “Horacio planificó su gobierno sabiendo que venía este recorte”, afirman.

Para Fernández, durante los años de Mauricio Macri en la Casa Rosada, Rodríguez Larreta recibió 150.000 millones de pesos de más en concepto de transferencias del Poder Ejecutivo. Bajo esa lógica, pese a mantener una negociación cordial y consensuada, el Gobierno no evalúa modificar su postura e insiste con una disminución de 36.000 millones de lo que recibe la Ciudad por coparticipación, lo que llevaría ese índice de 3,5% a 2,4%.

 

 

Si bien el diálogo es directo, los intermediarios continúan en funciones y son quienes están sobre la negociación fina. Trabajan en esa faena el jefe de asesores del Presidente, el peronista Juan Manuel Olmos, y la secretaria de Relaciones con las Provincias, Silvina Batakis, por la Nación, mientras que el vicejefe de Gobierno, Diego Santilli, y el ministro de Hacienda y Finanzas porteño, Martín Mura, hacen lo propio por la Ciudad. Por Balcarce 50 también entra en el pelotón de funcionarios abocados al tema el ministro del Interior, Eduardo "Wado" De Pedro, y, en la Ciudad, el secretario General, Fernando Straface, coordina una mesa interministerial para unificar pedidos, reclamos y diagnósticos sobre la masa de recursos que vuelca la Nación a la Ciudad. Esta mesa coyuntural que agrupa secretarios y ministros incluye áreas de Salud, Educación y Vivienda, por ejemplo.

 

 

Otro aspecto que puso en pausa la negociación, además de la gira oficial de Fernández por Europa e Israel, es la discusión por el traspaso de la Policía Federal a la Ciudad. Con ese pretexto, Macri llevó la coparticipación del pago chico PRO a 3,75% e incrementó notablemente la reasignación de partidas hacia el distrito que gobernó durante ocho años. El larretismo advierte que, según el convenio firmado en 2016, le deben 2.500 agentes federales: se acordó el traspaso de 20.500 policías y llegaron 18.000, según sus números.

En tanto, la Casa Rosada se centra en el aumento de los recursos transferidos hacia las arcas porteñas y asegura que "sobraba" para garantizar el pago de recursos humanos y edilicios de la Policía Federal. La Ciudad retruca y dice que tuvo que poner más dinero y "encima" el gobierno de Macri le transfirió menos efectivos policiales.