17|1|2022

Las territoriales del conurbano que militan el aborto

10 de diciembre de 2020

10 de diciembre de 2020

Las intendentas de Moreno y Quilmes son referentes del movimiento feminista. El rol de la camporista para sumar a un diputado indeciso.

Mariel Fernández y Mayra Mendoza no sólo son dos de las seis intendentas de la provincia de Buenos Aires, sino parte del movimiento feminista que milita a favor de la interrupción voluntaria del embarazo (IVE). Este jueves, en el marco del debate en la Cámara baja, expresaron su deseo para que el proyecto fuera aprobado.

 

La intendenta de Quilmes, exdiputada nacional y parte del grupo de las Sororas durante el debate de 2018 señaló a través de Twitter que este jueves es “un nuevo día histórico”. Mendoza consideró que esta es “una nueva oportunidad de legislar a favor de un derecho fundamental para las mujeres y los cuerpos gestantes. Llegó el momento de hacer historia. Es hora de ponerse la 10. Este 2020 #SeráLey”.

 

No fue el único tuit de la dirigente de La Cámpora y ferviente militante a favor de la ley. Más tarde, hizo pública la reunión que mantuvo con el diputado nacional de San Juan Franciso Guevara, uno de los legisladores que integraba la lista de los indecisos. Ese encuentro fue fundamental para que el sanjuanino terminara de definir su voto.

 

En este sentido, en otro posteo junto al legislador, indicó: “Compañero, mujeres y diversidades agradecemos tu valentía y la decisión de acompañar el derecho a la salud. Somos parte de una generación política que no especula, porque allí donde hay una necesidad, nace un derecho, y vos sos parte de esa realización”.

 

La segunda intendenta bonaerense que se pronunció a favor de la ley fue Fernández, de Moreno. La militante del Movimiento Evita señaló a Letra P que “la interrupción voluntaria de una gestación no deseada es un derecho a la salud pública”. La dirigente consideró que “muchas mujeres que sufren violencia son las que toman esta decisión, en soledad y poniendo en riesgo su vida. Las mujeres más humildes son las más expuestas y se las vuelve a violentar”.

 

“En los países desarrollados y con tradición religiosa es legal. En Italia, desde 1978. Las mujeres de Latinoamérica tienen derecho a ser respetadas y cuidadas”, completó.