X

17 de octubre, Día de la Unidad

Fernández destacó la necesidad de contar con la unidad política con Máximo Kirchner y Sergio Massa a la cabeza y la unidad sindical.

17 de octubre, Día de la Unidad

17/10/2020 19:41

 

A mediados del 2018 escuché decir a un importante dirigente sindical de Unidad Ciudadana la siguiente frase: “Si queremos ganarles las elecciones a Cambiemos, el único camino posible es el de la unidad, tanto del frente político como del sindical, pero tiene que ser tan grande esa unidad que nos tiene que doler”.

Hoy el peronismo se encuentra gobernando nuevamente, pero en medio de una crisis sanitaria y económica mundial sin precedentes, sumado al desastre económico que generó el gobierno de Mauricio Macri. Los niveles de pobreza y desempleo en el país son altísimos, la escalada del dólar parece imparable y la inflación se mantiene en alza. El impacto en la opinión pública sobre las preocupaciones económicas es muy significativo en nuestro último estudio; uno de cada dos encuestados ubica esos temas como su principal preocupación. Pero como dijo en el acto de la CGT el presidente Alberto Fernández: “Menos mal que el peronismo esta gobernando la Argentina en este momento”. 

Si hoy nos encontráramos con una persona que no conoce la realidad de la Argentina y le comentáramos sobre esta actualidad económica y social seguramente nos diría que el gobierno tiene el destino sellado. Esa sería una respuesta lógica de alguien que no conoce la realidad de nuestro país, y en especial al peronismo.

Insólitamente hay un sector de la oposición, tanto política como mediática, que parecen ser turistas recién llegados con sus valijas, sombreros y pantalones color caqui que no logran entender al partido más importante del país.

La subestimación de un sector de la oposición sobre el gobierno de Alberto Fernández, intentando instalar a través de los medios masivos de comunicación que le habían arrebatado "la calle", el principal capital político del peronismo, con movilizaciones “masivas” en distintos puntos del país, pero con epicentros en distritos gobernados por Juntos por el Cambio demuestra el profundo desconocimiento que tienen sobre esa Argentina que ellos no ven, esa Argentina “invisible” que surgió desde el conurbano hace 75 años y que hoy a pesar del pedido de quedarse en casa, hizo propio el mandato del General Perón; tomando el bastón de mariscal salió nuevamente a las calles a apoyar a su presidente y su gobierno.

 

 

 

El discurso de Alberto Fernández en el acto de la Lealtad organizado en la CGT tuvo como centralidad, por un lado, el clivaje nuevamente entre el amor y el odio. “Las victimas del odio fuimos nosotros” exclamó el Presidente y retomó palabras de Leopoldo Marechal de aquel 17 de octubre de 1945, sobre el amor que sintió cuando vio a las masas caminar con alegría en busca de su líder y el odio con el que fueron tratados por los medios de comunicación de aquellos tiempos; refiriendo el presidente que es el mismo con el que se los trata actualmente, “los diarios de la época dijeron más o menos lo mismo que ahora”. Y enunció, Alberto Fernández, una frase para dejar en claro cuál es su lealtad: “nacimos del amor de Perón y de Evita y de Néstor y Cristina”.

Pero el punto central fue marcado por la unidad, esa unidad que a veces duele, pero que es garantía de la continuidad de un gobierno y de un proyecto político que esencialmente necesita de todos y todas, tal como remarcó Fernández: uno por uno y una por una a los y las dirigente/as presentes, porque si hay algo que es muy claro para el gobierno, es la necesidad de contar con la unidad política con Máximo Kirchner y Sergio Massa a la cabeza y la unidad sindical con Héctor Daer y los Hugo`s (Moyano-Yasky). Porque al fin y al cabo para el peronismo, como expresó hoy el presidente, “la unidad siempre ha sido nuestra fuerza”.