X
Héctor Gay advirtió que, por el gravamen a los servicios portuarios, “algunas cargas se pueden ir a Río Negro”. Pide “mesura en lo impositivo para no perder competitividad”. El caso Profertil.
Por 15/01/2020 14:52

Aunque uno de los gravámenes más recortados de la Ley Impositiva bonaerense 2020 fue el impuesto a los servicios portuarios que, por intervención del bloque Cambiemos, tuvo una reducción del 50% en los aumentos previstos en el proyecto original, desde las cámaras que nuclean a las exportadoras que operan en los puertos provinciales deslizaron que la aplicación de este tributo puede llevar a una disminución de la operatividad en las terminales fluviales de la provincia de Buenos Aires. A esa postura se plegó Héctor Gay (PRO), intendente del distrito donde se emplaza el principal puerto bonaerense: Bahía Blanca.

En dialogo con Letra P, Gay admitió que el impuesto a las actividades portuarias “preocupa” ya que “puede pasar con algunas cargas que se pueden ir a los puertos de Río Negro”. En esa línea, al apuntar críticamente a este aspecto de la ley tributaria de Kicillof, señaló que la clave pasa por “tener mesura en lo impositivo para no perder competitividad”. De todos modos, celebró que “se haya logrado una reducción del 50% en la alícuota que inicialmente se pretendía imponer”.
 


Más allá de admitir sus inquietudes por el impacto en la operatividad del puerto bahiense, Gay señaló que el actual esquema impositivo puede afectar “fundamentalmente en algunos puertos de más arriba, San Nicolás o San Pedro, que este incremento haga perder carga a la provincia y en definitiva el resultado económico no sea tal y cargas que iban a salir por San Nicolás o por San Pedro se vayan al puerto de Rosario. De ser así, no es buen negocio el que hace la Provincia, ese es el tema más delicado”.

Consultado puntualmente sobre si empresas que operan en el puerto bahiense le han manifestado su preocupación por el nuevo cuadro impositivo que se abre, Gay hizo foco en uno de los grandes jugadores de esa terminal portuaria: Profertil S.A.: “Acá tenemos básicamente un problema con una empresa en particular, que es la mayor productora de fertilizantes del país, radicada en Bahía, donde produce, pero parte de la producción la lleva a San Nicolás y de ahí la distribuye a la zona núcleo. Entonces, estamos viendo que podría tener una doble imposición de ingreso y egreso que encarezca bastante el precio de los fertilizantes para las próximas campañas”.

Como contó Letra P, Profertil posee en uno de los sectores del Puerto de Bahía Blanca su planta de urea granulada y amoníaco líquido, mientras que posee una terminal de almacenaje y distribución en San Nicolás. Por lo pronto, según los movimientos próximos anunciados por el Consorcio, Profertil tiene previsto embarcar una carga de 30 mil toneladas de urea.