X
Fuentes del Consejo de la Magistratura coincidieron ante Letra P en que se designará después de octubre. Entre el cimbronazo de las PASO y el orden de mérito de los postulantes.
Por 06/09/2019 10:34

Los resultados de las elecciones de agosto que auguran una reconfiguración del mapa político a partir de diciembre repercuten en el Poder Judicial y, particularmente, en la designación para un cargo clave que está vacante, el estratégico Juzgado Federal 1 de La Plata que tiene bajo su órbita la justicia electoral en el principal distrito electoral del país. La designación deberá esperar. Según pudo saber Letra P de fuentes del Concejo de la Magistratura, la decisión se pateó para 2020.

Tal como informó este medio, el candidato del macrismo para ese puesto es el ex integrante de Justicia Legítima Laureano Durán, pese a estar tercero en el orden de mérito que encabeza el juez federal de Dolores Alejo Ramos Padilla. El dolorense es un dolor de cabeza para el gobierno. Es quien encabeza la investigación por presunto espionaje ilegal que apunta al corazón de la Casa Rosada y del ministerio de Seguridad de la Nación.

Solo queda un paso para designar al nuevo juez electoral bonaerense, que la comisión de acuerdo avale al postulante. La decisión que parece un trámite no lo es, sobre todo luego la aplastante derrota que sufrió el oficialismo en las elecciones. “Como es obvio y pasa en cada cambio de gobierno, hasta el año que viene no se aprueba nada”, afirmó una fuente del Consejo de la Magistratura consultada por Letra P. Al tiempo que fuentes legislativas del PJ confiaron que decidieron bloquear cualquier intento de nombramiento de jueces.

 

 

POSTULANTES. Primero en el orden de mérito para el juzgado electoral bonaerense, Ramos Padilla accedió al cargo de juez en Dolores en 2011. Durante muchos años fue abogado de la fallecida María Isabel Chorobick de Mariani, una de las fundadoras de Abuelas de Plaza de Mayo, quien se separó de la organización para buscar a su nieta, Clara Anahí Marini, apropiada durante la última dictadura cívico militar eclesiástica.

El 21 de mayo de 2018, ordenó suspender los cortes de servicios de luz y gas a los usuarios que no podían afrontar el pago de las boletas a causa del tarifazo impulsado por Mauricio Macri y el ex ministro de Energía Juan José Aranguren.

Es un juez incómodo para el Gobierno. Fue quien declaró en rebeldía al fiscal mimado del macrismo Carlos Stornelli luego de que éste no acudiera a varios llamados a indagatoria por la causa de espionaje.

 

 

Durán fue subrogante del cargo en pugna. Hijo del fallecido camarista Alberto Durán, llegó a ocupar transitoriamente el sillón que busca a perpetuidad en el marco de una polémica designación impulsada por el ex oficialismo K. Debió abandonar el lugar por una orden judicial y volvió a la secretaría de la Cámara Federal de Apelaciones de La Plata.

Desde allí, nunca rompió lazos con el kirchnerismo y cuenta con el apoyo de Julián Álvarez, número dos de Ministerio de Justicia en tiempos de la segunda presidencia de CFK. Sin embargo, Durán es el candidato del macrismo. En su foja de servicios no se conocen escándalos judiciales ni actuaciones polémicas en casos resonantes.

Esta rara alquimia tiene su explicación. La alianza de Álvarez con el intendente PRO de Lanús, Néstor Grindetti, trajo muy buenos resultados tanto a La Cámpora como al oficialismo: se quedaron con la conducción del Colegio de Abogados de Avellaneda-Lanús.

 

 

PICHETTO. La salida de Miguel Ángel Pichetto de la jefatura del bloque de senadores peronistas en el Congreso para completar la fórmula presidencial del oficialismo puso en estado de revulsión al bloque mayoritario. Fuentes legislativas confirmaron que el PJ bloqueará la designación de jueces durante este año electoral, dato que va en la misma dirección de los expresado por voceros del Consejo de la Magistratura.

Una regla no escrita de la tradición política es que en años electorales no se designan magistrados y menos cuando se ponen en juego los sillones ejecutivos del Estado. Se trata de una conducta establecida para evitar que, ante un posible cambio de gobierno, se generen suspicacias por las designaciones.

A tal punto se cumple en la actualidad este apotegma que las elecciones en la provincia de Buenos Aires son controladas, tal como anticipó este medio, por el juez PRO friendly Adolfo Gabino Ziulu, quien, hasta el momento, planchó la causa de supuestos aportantes truchos de Cambiemos devengada de una investigación periodística.