X
Concejal de UC y titular del SMATA local, ganó la interna de Todos. Su fuerza sacó el doble de votos que la intendenta, de Cambiemos. Ex discípulo de Aldo Carossi, cercano a Durañona y Domínguez.
Por 20/09/2019 12:05

Esteban “Tito” Sanzio logró en las PASO dos victorias: ganar la interna del Frente de Todos y proyectarse como el candidato con más chances de ganar la intendencia de Baradero, el distrito que gobierna Fernanda Antonijevic, una dirigente que llegó a Cambiemos de la mano del GEN pero que luego dio el salto formal al PRO de la gobernadora María Eugenia Vidal.

Tiene un pie y medio en la jefatura de ese distrito de la Segunda sección electoral. En las Primarias, el frente peronista que representará en octubre sacó 12.559 votos, casi el doble de lo obtenido por la única representante de Cambiemos, la intendenta Antonijevic, que cosechó 6.274. Sanzio se concentra en retener los sufragios de sus tres adversarios en la interna, quienes, juntos, sumaron 6.847 votos algo por encima de los votos que cosechó él, 5.712.

Sanzio es el titular del Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte (SMATA) de Baradero y presidente del bloque de alianza Unidad Ciudadana en el Concejo Deliberante, conformado por cinco ediles. Obtuvo el triunfo en una de las comunas bonaerenses más castigadas por el cierre o achique de fábricas, como el caso de la agroquímica Atanor, de la alimenticia Ingredion o la aceitera Germaíz, entre otras.

El dirigente sindical, que responde a la conducción de Ricardo Pignanelli a nivel nacional, militó en el peronismo desde el sector del ex intendente y actual jefe del PJ local, Aldo Carossi, un caudillo al que comenzó a enfrentar a partir de 2007, cuando por primera vez manifestó su intención de pelear la jefatura comunal.

 

 

Doce años después, Sanzio puede mostrar credenciales concretas de crecimiento: en la interna de cuatro candidatos que ganó, quedó tercero Leonardo Peris, el bendecido por Carossi.

El edil, que lleva una década en el Concejo, consolidó con los años una relación política y, por pertenencia seccional, con el intendente de San Antonio de Areco, Francisco Paco Durañona, a quien apoyó durante su pre candidatura a la gobernación bonaerense.

Es, además, uno de los dirigentes que durante los años de gobierno peronista estuvo cerca del ex ministro de Agricultura Julián Domínguez, con quien mantiene relación permanente, y con el ex secretario de Culto de la Nación Guillermo Oliveri.

Propios y ajenos le reconocen el mérito de haber logrado una lista legislativa local “muy plural”, donde conviven un dirigente peronista, un radical y un socialista. Más: siguiendo la lógica acordada a nivel nacional, otorgó la cabeza de lista de consejeros escolares al Frente Renovador.

 

 

TODOS. A fines de junio pasado y en plena tarea de sumar sectores y voluntades, Alberto Fernández fue la figura central del congreso de SMATA donde se revalidó el liderazgo de Pignanelli, y donde Sanzio aprovechó para fogonear puertas adentro su pre candidatura local.

El acto significó la adhesión de un gremio fuerte a las candidaturas del Frente de Todos. Por eso al evento se sumaron los integrantes de la fórmula bonaerense, Axel Kicillof y Verónica Magario. Aquel evento, donde mostró cercanía con las principales figuras de Todos, le sirvió a Sanzio para ganar visibilidad y protagonismo en el pago chico.