X
En un grupo de WhatsApp de referentes del sector se sugirió otorgar un bono de $5 mil a los trabajadores que elijan al oficialismo, como promete un productor de Tucumán. Reacciones y advertencias.
Por 18/09/2019 10:47

La promesa del productor agropecuario tucumano Gonzalo Blasco -ex candidato de Cambiemos en esa provincia- de pagarles a sus empleados un bono de $5 mil si Mauricio Macri alcanza el ballotage no resultó ser una iniciativa aislada y ya se elucubra en algunos establecimientos de la pampa húmeda bonaerense. Vía WhatsApp, la propuesta de una bonificación de esas características para los trabajadores que acompañen al oficialismo en octubre ya fue abonada dentro de uno de los chats donde participan numerosos actores representativos del campo.

Tal como ya reflejó Letra P días atrás, dentro de ese grupo creado en la previa a la campaña electoral interactúan 250 referentes del sector, entre productores medianos y grandes, dirigentes intermedios de entidades, analistas del mercado, ingenieros agrónomos y hasta empresarios agroindustriales de peso.

En ese ámbito, quienes mantienen mayor actividad agitan el fantasma del “intervencionismo” que podría venir con mayor fuerza que las reminiscencias a un presente con créditos inaccesibles. Pero también comenzaron a trazarse algunos bocetos de posibles acciones a tomar para lograr, en primera instancia, que Macri pueda llegar a la segunda vuelta ante Alberto Fernández.

 

 

Al recordar el caso del productor de Tucumán, uno de los participantes se preguntó qué sucedería si cada uno de sus interlocutores prometiera “festejo parecido” a quienes se desempeñan en sus casas, comercios o empresas.

“Los políticos siempre prometen beneficios que terminan saliendo de los bolsillos de todos; en este caso saldrían solo y voluntariamente del que prometa tal ‘festejo’ y con el agradecimiento profundo por poder hacerlo”, deslizaron quienes abonan esta iniciativa en el chat agropecuario.

En ese contexto, también están quienes manifestaron haber realizado relevamientos entre sus trabajadores en torno a las preferencias electorales. Aquí, un productor de peso deslizó que su “muestreo y observación” dio como resultado que “la mayoría de empleados bien pagos y bien tratados votan a Macri”.

 

 

Por otro lado, más allá de estas propuestas y observaciones que se deslizan en el campo virtual, en lo concreto ya hay referentes de la agroindustria que accionan ante sus empleados para inclinar la balanza hacia el oficialismo.

Tal es el caso del gerente de la firma de insumos para el agro Bayá Casal S.A., Ernesto Marcenaro, quien vía Twitter difundió una charla que tuvo con los trabajadores de esta empresa: “Tienen un mes para pensar y ver cómo eligen su futuro, el de sus hijos y el del país pero piensen que esto va a llevar 20 años por lo menos”, expresó Marcenaro a los empleados.

“Fue difícil, pero lo tuve que hacer. Todos nosotros que estamos en la cadena de valor de la Agroindustria sabemos que nos van a hacer pedazos y su futuro trabajo estará en riesgo. ¡DEBEN SABERLO!”, añadió el gerente al dar a conocer el mensaje en cuestión. “Esto los ayuda a enfocarse en lo que a ellos les conviene, su trabajo y no dispersarse en su decisión”, completó para ligar la decisión electoral con el destino laboral.