X
El Presidente charló con el ministro sobre cómo encarar las próximas horas. No habrá cambios de fondo en la política económica para no dinamitar el acuerdo con el organismo. Anuncian medidas.
Por 19/08/2019 17:18

El primer acercamiento del Presidente Mauricio Macri con su flamante ministro de Hacienda, Hernán Lacunza dejó una certeza: el cambio de personas en el cargo no representará un viraje en la política económica, que seguirá atada a los designios del Fondo Monetario Internacional (FMI). Según explicaron a Letra P fuentes que participaron de la reunión en Los Abrojos, el mandatario planteó tres ejes de gestión: calmar la volatilidad de la última semana en los mercados; “llevar tranquilidad a la gente”; y sostener el programa fiscal. Desde el entorno del ex ministro de María Eugenia Vidal aseguraron que “mañana comunicaremos cómo se van a alcanzar esos objetivos”. Habrá una conferencia luego de la asunción y antes de que abran los mercados. "Actuemos con responsabilidad y cordura", fue la última frase de Macri. 

 

La reunión del mediodía en Los Abrojos.

Esta semana llega a la Argentina la misión de revisión del FMI, clave para saber si el organismo aprueba un nuevo desembolso. Cuando salió del cargo Nicolás Dujovne, se especuló que estas medidas que el presidente tomó como paliativos de la devaluación (quita del IVA a alimentos, jubilaciones, crédito UVA, entre otras) no caerían bien en el Fondo. Y que en parte Dujovne dimitía por esa situación. Pero el paso de las horas terminó confirmando que el Gobierno va con pies de plomo a no alterar el vínculo con el organismo que sostuvo la estabilidad cambiaria en la previa a las PASO.