X
La polarización le otorgó un gran caudal al peronismo, mientras que en senadores cambió el panorama: Weretilneck quedó en un cómodo segundo lugar. Cambiemos, complicado.
Por 12/08/2019 13:59

Se dio la lógica: con un aplastante triunfo, el frente Todos se impuso con absoluta comodidad sobre Juntos por el Cambio en la tierra del candidato a vicepresidente Miguel Ángel Pichetto. La diferencia, en el tramo presidencial, alcanzaba los 30 puntos al cierre de esta nota y, en el de senadores, la cuenta bajaba por la competencia con el gobernador Alberto Weretilneck. Distinta fue la suerte para el provincialismo en Diputados por la amplia ventaja del kirchnerismo sobre Juntos Somos Río Negro (JSRN) y el macrismo, que pone en juego la banca de Sergio Wisky.

Con el 96% de las mesas escrutadas, el peronismo superaba el 54% de los votos contra el casi 23% de Juntos por el Cambio. El dato, claramente, es que la fórmula del oficialismo nacional llevaba a un viejo conocido de los rionegrinos como Pichetto, quien nunca pudo imponerse en una elección ejecutiva como candidato. Las PASO tampoco fueron la excepción: perdió hasta en la mesa que votó.

Los ojos de la política doméstica esperaban un resultado de este calibre a favor del kirchnerismo. La expectativa giraba en torno a senadores y diputados, donde el gobernador Weretilneck y su ministro de gobierno, Luis Di Giácomo, competían por transitar un camino sin grandes sobresaltos al Congreso. Con el correr de las horas, a través de un recuento propio, JSRN supo lo inevitable: el resultado a favor para sus rivales de abril era inevitable.

 

 

44% contra 29% en senadores; 44,10% contra 23% en Diputados. La diferencia del corte de boleta benefició al partido patagónico, que no tuvo competencia (además de Martín Doñate de Todos) con el macrismo.

"Los rionegrinos teníamos que hacer la tarea de cortar boleta. Sin embargo, es la primera vez que un partido provincial tiene un resultado de estas características en Río Negro", le aseguró Weretilneck a LU 19, la radio pública de su provincia. En 2017, por la mala elección, debió bajar la lista que compitió en las primarias mientras que María Emilia Soria, quien en diciembre asumirá en el Municipio de General Roca, se impuso con comodidad aquel año.

Martín Soria, actual intendente de Roca y candidato del peronismo, le sacó 30 puntos a Wisky (llegó a los 14 puntos). Esto complicaría al actual oficialismo nacional, que perdería una banca en manos de los K.