X
Tiene la titánica misión de ganarle a la lista del petrolero Guillermo Pereyra. Advierte, en diálogo con Letra P, que intenta derrotar “el miedo” dentro del histórico partido de gobierno.
Por 03/07/2019 16:29

Hugo Rauque logró presentar una lista alternativa en el Movimiento Popular Neuquino (MPN) para competir el 11 de agosto como precandidato a senador por Neuquén. Tendrá una difícil tarea: vencer al poderoso Guillermo Pereyra, jefe del Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Neuquén, Río Negro y La Pampa. Acompañado de jóvenes e históricos dirigentes marginados por la conducción de su partido, se ratifica admirador de Jorge Sapag y elogia la gestión al gobernador Omar Gutiérrez.

“La ropa sucia la lavo en mi casa”, asegura Rauque, quien entró sobre la hora luego de cumplir con los requisitos para competir. “Es así, las críticas las haré dentro de mi partido”, reitera este ex concejal capitalino, de 65 años, y empresario hotelero.

-Le toca una pelea difícil, compite con el senador Pereyra…

-Es verdad. Porque tiene poder económico, sindical, pero no es imposible. Nosotros venimos con ganas de trabajar y seguiremos con esa impronta. Hoy no tengo un enemigo adelante, tengo un adversario. Pienso que entre los dos podemos fortalecer al partido y a Neuquén. Sabemos que peleamos contra un gigante, pero no hay nada imposible.

-¿Cómo es su relación con el gobernador Omar Gutiérrez?

-Excelente. Aunque no tengamos un diálogo fluido, él me invitó a tomar un café. Todavía espero ese café (risas). Que se quede tranquilo, vamos a trabajar para fortalecer su gobierno.

 

 

-¿Su lista representa a los desencantados del MPN? ¿Fue difícil armarla?

-Sí, me costó armar esta lista. Muchos de los que estaban anotados se bajaron, por miedo. Por eso, acá hay que vencer el miedo. Hay presiones de todos lados (…) yo quiero que el que me acompañe esté por voluntad propia. Una persona libre rinde mucho más.

-¿Intentaron bajar su lista cuando logró armarla?

-Claro que sí. Pero tuve una buena recepción en la Junta de Gobierno partidaria, que también trabaja en libertad.

-Es muy difícil armar una línea disidente en el MPN…

-Bueno, ese es el perfil que estamos buscando nosotros. Derrotar al miedo que paraliza. Venimos a libertar y a vencer el miedo. La otra lista no es mi enemiga, pero tenemos que promover que se vote libremente. Eso es la democracia. Venimos a voltear un único gigante: al miedo.