X
El Presidente inauguró un tramo de la Ruta 40 en Mendoza, donde convocó a sus votantes a que participen masivamente en las PASO para llevar un mensaje al sector financiero.
Redacción 15/07/2019 17:34

El presidente Mauricio Macri viajó este lunes a Mendoza para aprovechar el último tramo de inauguraciones de obras públicas que le permite la legislación electoral hasta que rija la veda que comienza el miércoles para esos actos. Lo hizo mediante la inauguración de un tramo de la ruta 40 y luego con un acto proselitista en la capital provincial, donde insistió en polarizar con la gestión anterior y convocó a los votantes a participar en las próximas primarias para "mostrar ya en las PASO que este camino no tiene vuelta a atrás".

La arenga la formuló este lunes por la tarde junto a su compañero de fórmula, el senador Miguel Ángel Pichetto, donde les pidió a los votantes de Juntos por el Cambio que "cada uno convenza a diez más de que estamos en una Argentina que se está poniendo de pie".

 

 

"Yo cuando viajo les digo que los argentinos no vamos a volver atrás, pero ellos necesitan verlo", insistió Macri, para hablar sobre el clima de los mercados financieros y los inversionistas extranjeros. Para el líder del PRO "todo esto se define en las próximas semanas", mientras que Pichetto apuntó contra el precandidato presidencial del Frente de Todos, Alberto Fernández, y el precandidato a gobernador bonaerense Axel Kicillof. "Kicillof dijo que este acuerdo con la Unión Europea es una tragedia, la verdad no sé cómo se puede parar ante los productores ganaderos y agropecuarios y decirles que vender sus productos a Europa es una tragedia", cuestionó el ex titular del bloque de senadores del PJ, flanqueado por el gobernador provincial y primer candidato a diputado nacional, Alfredo Cornejo.

Antes del discurso que lanzó en el Centro de Exposiciones Ángel Bustelo de la capital mendocina, Macri encabezó el acto de inauguración de un tramo de 140 kilómetros de la Ruta Nacional 40, que corre en forma paralela a la Cordillera. Según informó la Casa Rosada, esa obra “beneficiará en forma directa a más de 140 mil vecinos y potenciará el turismo y las actividades productivas de la región”.

 

 

“Todo esto que no estaba y que hemos hecho son las bases sobre las cuales ahora estamos listos para crecer durante los próximos 20 años”, arengó Macri en el kilómetro 3095, ubicado en el Departamento de San Carlos, el terruño donde nació Cornejo.

El Presidente eligió esa locación para asegurar que “las cosas que van en serio”. Lo dijo en referencia a una obra que, según informó el Gobierno, estuvo paralizada y que tuvo un grado de avance del 30%, luego de una licitación realizada en 2010. La administración de Cambiemos “concluyó el 70% restante en los últimos tres años y medio”, informó la Casa Rosada.

 

 

Al respecto, Cornejo insistió que “la parte más difícil se hizo durante la gestión del presidente Mauricio Macri”, porque “con realidades podemos presentarnos ante los mendocinos y ante los argentinos, porque no solo hablamos, proponemos y proyectamos cosas, sino que también las hacemos”.

Además de Macri, Pichetto y Cornejo, también participaron el secretario general de la Presidencia, Fernando de Andreis, el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich; y la vicegobernadora, Laura Montero.

Además inaugurar el tramo mendocino de la ruta 40 y arengar a sus seguidores en la capital provincial, el Presidente también visitó la fábrica de calefones ecológicos ENERGE y luego visitó la planta de Industrias Metalúrgicas Pescarmona (IMPSA).