X
El decreto destaca la figura y trayectoria del ex mandatario, que estuvo al frente del gobierno nacional entre 1999 y 2001 y dejó como legado la peor crisis de la historia argentina.
Redacción 10/07/2019 8:08

A través del decreto 472, el Gobierno oficializó la declaración de duelo nacional por tres días a raíz de la muerte de Fernando de la Rúa y destacó que la figura del ex presidente, que dejó como legado la peor crisis política, social y económica de la historia argentina, "merece el homenaje de todo el pueblo".

La medida del Poder Ejecutivo, adoptada este martes tras conocerse el deceso del ex mandatario, de 81 años, remarca "que el doctor De La Rúa dedicó su vida a la actividad política, ejerciendo diversos cargos públicos a los que accedió, en todos los casos, a través del sufragio popular".

 

 

En ese sentido, añade el texto, "cabe destacar que se desempeñó, a lo largo de su extensa trayectoria política, como senador nacional, diputado nacional, Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, llegando a ocupar el cargo de Presidente de la Nación entre los años 1999 y 2001".

Finalmente, destaca que "la figura del doctor D. Fernando De La Rúa merece el homenaje de todo el pueblo argentino, por lo que resulta un deber del Gobierno Nacional honrar su memoria con motivo de su lamentable fallecimiento".

Los restos del ex mandatario serán inhumados este martes en el cementerio privado Parque Memorial, en la localidad bonaerense de Pilar.

 

 

De la Rúa falleció este martes en la Clínica Fleming. Tenía 81 años y llegó al gobierno nacional tras ponerse al frente de la Alianza UCR-Frepaso en 1999. Renunció en diciembre de 2001 en medio de una brutal represión de las manifestaciones que se lo exigían y dejó  al país sumergido en la peor crisis política, social y económica de su historia.

El ex jefe de Estado se encontraba internado en grave estado desde el 28 de enero pasado y este lunes su cuadro había presentado complicaciones cardíacas y renales que agravaron su estado de salud.

 

Oficial: De la Rúa "merece el homenaje de todo el pueblo", dice el Gobierno

El decreto destaca la figura y trayectoria del ex mandatario, que estuvo al frente del gobierno nacional entre 1999 y 2001 y dejó como legado la peor crisis de la historia argentina.

A través del decreto 472, el Gobierno oficializó la declaración de duelo nacional por tres días a raíz de la muerte de Fernando de la Rúa y destacó que la figura del ex presidente, que dejó como legado la peor crisis política, social y económica de la historia argentina, "merece el homenaje de todo el pueblo".

La medida del Poder Ejecutivo, adoptada este martes tras conocerse el deceso del ex mandatario, de 81 años, remarca "que el doctor De La Rúa dedicó su vida a la actividad política, ejerciendo diversos cargos públicos a los que accedió, en todos los casos, a través del sufragio popular".

 

 

En ese sentido, añade el texto, "cabe destacar que se desempeñó, a lo largo de su extensa trayectoria política, como senador nacional, diputado nacional, Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, llegando a ocupar el cargo de Presidente de la Nación entre los años 1999 y 2001".

Finalmente, destaca que "la figura del doctor D. Fernando De La Rúa merece el homenaje de todo el pueblo argentino, por lo que resulta un deber del Gobierno Nacional honrar su memoria con motivo de su lamentable fallecimiento".

Los restos del ex mandatario serán inhumados este martes en el cementerio privado Parque Memorial, en la localidad bonaerense de Pilar.

 

 

De la Rúa falleció este martes en la Clínica Fleming. Tenía 81 años y llegó al gobierno nacional tras ponerse al frente de la Alianza UCR-Frepaso en 1999. Renunció en diciembre de 2001 en medio de una brutal represión de las manifestaciones que se lo exigían y dejó  al país sumergido en la peor crisis política, social y económica de su historia.

El ex jefe de Estado se encontraba internado en grave estado desde el 28 de enero pasado y este lunes su cuadro había presentado complicaciones cardíacas y renales que agravaron su estado de salud.