X

El precandidato presidencial volvió a defender el rol que ocupará tras un eventual triunfo. "No va a ser un poder bicéfalo, yo voy a ser el presidente”, dijo, aunque no definió qué rol tendrá CFK.

Redacción 30/06/2019 11:13

El precandidato a presidente por el Frente de Todos, Alberto Fernández, descartó un doble comando con su compañera de fórmula, la senadora Cristina Fernández de Kirchner, y se reservó la potestad de nombrar por sí solo a todos sus ministros si gana las elecciones en octubre y asume la conducción del Gobierno nacional. “Así como no intervine en las listas, nadie va a intervenir en mis ministerios”, destacó.

En una entrevista al diario La Nación, Fernández rechazó que, una vez en el Ejecutivo, la ex presidenta adopte el perfil que Eduardo Duhalde tomó con Néstor Kirchner. “Cuando aparecen estos planteos yo me preguntó con qué objetivo insisten con esto los mismos que decían que era el único valiente que la había enfrentado. Si lo dicen pensando en que yo, por un acto de ego, tome distancia de Cristina, no lo van a lograr. No pienso pelearme más con Cristina, nunca más en mi vida”, señaló el precandidato presidencial. “Tardé 10 años en recuperar nuestro afecto, no lo voy a perder”, agregó.

 

 

Además, descartó que la ex presidenta y él hayan estado al mando del cierre de listas. “Esa es una lectura maniquea, Cristina no armo nada como no armé yo, esta es la verdad”, dijo, a la vez que aseguró que “las listas las arman en los distritos, los dirigentes territoriales. En Buenos Aires tal vez hubo un papel preponderante de Máximo (Kirchner) porque representa a quienes han sacado el mayor caudal de votos últimamente en la provincia. Pero pregúntele a (Sergio) Uñac o a (Juan) Manzur si alguien los llamó para decirles cómo armar las listas. Hemos logrado un vínculo notable con los gobernadores, que van a ser los grandes actores del futuro”.

Alberto F. aseguró no tener idea sobre el rol que tendrá la ex presidenta en un eventual Gobierno. “No tengo idea, a mí no preocupa. Yo sé el papel que tengo que cumplir yo, con eso me alcanza. Y sé que no voy a tener desencuentros con Cristina”, aseveró.

Fernández se refirió de ese modo al acuerdo que alcanzó con la senadora y rechazó que deba  pagar el costo de un doble mando en un eventual gobierno. “No es ningún costo porque no va a ser un poder bicéfalo, yo voy a ser el presidente. Y así como no intervine en las listas, nadie va a intervenir en mis ministerios”, señaló.

 

 

“Si detrás de este planteo quieren quebrarnos a Cristina y a mí, no lo van a lograr. ¡No me van a hacer pelear nunca con Cristina! ¡No voy a romper nunca con Cristina!” y, apelando el vínculo entre Néstor Kirchner y Duhalde, aseguró: “En algún momento Duhalde se puso contra Néstor y Cristina nunca se va a poner contra mí. De eso estoy seguro”.

El precandidato presidencial sostuvo, además, que en la Argentina no hay "presos políticos", pero sí un sinfín de "detenciones arbitrarias" con "tufillo político". Aclaró al respecto que no piensa promover sanciones contra los jueces federales que dictaron esas resoluciones contra dirigentes kirchneristas acusados de corrupción.

Por otra parte destacó la importancia de alcanzar el equilibrio fiscal y reiteró que le reclamará al Fondo Monetario Internacional (FMI) el cambio de condiciones del acuerdo para permitir que la economía crezca, por medio de la reactivación del consumo.

Fernández, además, consideró que el acuerdo entre la Unión Europea y el Mercosur será negativo para la Argentina y advirtió que el Congreso podría rechazarlo.

Además, aseguró que no subirá las retenciones al agro y que podría revisar la modificación de la fórmula de actualización de las jubilaciones que votó el Congreso en 2017.