X
La oposición considera hacer una presentación judicial si no vuelve la luz en toda la provincia a la hora del escrutinio. Las lluvias no acompañan y creen que la participación ciudadana será baja.
Por 16/06/2019 14:14

ROSARIO (Enviada Especial) Si el cierre de la elección santafesina ya se anunciaba complicado en la previa por lo ajustado que se prevén los resultados finales, el apagón que afectó esta mañana a la provincia –y a todo el país– le agregó aún más incertidumbre. La oposición peronista ya anunció que, en caso de que a la hora del escrutinio no esté restablecido el servicio eléctrico en la totalidad del territorio, podría hacer “una presentación judicial” que anule los comicios.

“Evaluamos hacer una presentación judicial a la tarde si no hay luz para hacer el recuento. A la hora de escrutar tiene que haber energía eléctrica. Si no, hay que anular la elección", dijo esta mañana el candidato a diputado provincial por el Frente Juntos Leandro Bussatto, cuando aún gran parte de la provincia estaba sin suministro y en las escuelas se votaba con luz natural.

 

 

Desde temprano, los principales dirigentes del peronismo hablaban en privado sobre la situación. “El escrutinio en la mesa es insustituible constitucionalmente. Si no hay luz, no se puede hacer”, le dijo a Letra P un dirigente del PJ santafesino. A la mañana, los apoderados del partido estaban en el Tribunal Electoral de la provincia evaluando los pasos legales a seguir, en caso de que el servicio no se restableciera. 

En particular, varios dirigentes de la oposición expresaban su preocupación por el escrutinio, debido a que los antecedentes en la provincia muestran que suele extenderse hasta la madrugada del lunes y el margen de las victorias suele ser acotado. En la elección 2015, el gobernador Miguel Lifschitz derrotó al macrista Miguel del Sel por una ventaja menor a los dos mil votos.

“Esta vez el escrutinio debería ser más rápido que el del 28 de abril. Le pedimos al Partido Socialista que garantice la celeridad, la transparencia y la información pública y rápida”, dijo el candidato a intendente de Rosario por Cambiemos, Roy López Molina.  

 

 

Desde el oficialismo, el ministro de Justicia, Ricardo Silberstein, salió a poner paños fríos y aseguró que, pese al apagón, el cierre de las mesas sería a las 18, tal como lo estable el cronograma habitual. “La única autoridad competente para suspender el proceso electoral es el Tribunal electoral, integrado por dos camaristas y la presidenta de la Corte, y solamente podría hacerlo en caso de una situación extrema, de fuerza mayor”, dijo el ministro.

Cerca del mediodía, la intendenta de Rosario, Mónica Fein, afirmó ante Letra P que el suministro de energía ya estaba restablecido en toda la ciudad y se reconectaba de manera paulatina en todo el territorio, según le había informado pocos minutos antes el gobernador Lifschitz.

“No vamos a tener mayores dificultades en las próximas horas, porque la provisión de energía va a ser total”, afirmó al mediodía el candidato a gobernador por Cambiemos, José Corral, en contacto permanente con el ministro del Interior, Rogelio Frigerio.

Además de la incertidumbre que provocó la interrupción del suministro eléctrico, el clima también aportó complicaciones. Las lluvias persistentes en Rosario, Santa Fe y gran parte del territorio provincial dificultan la concurrencia de los ciudadanos a las urnas, por lo que se especula que la participación del electorado podría llegar a ser más baja de lo previsto. En las primarias del 28 de abril, la participación no llegó al 70 por ciento, pero ese número suele crecer en las elecciones generales.