X

"No habrá octubre para Cambiemos si no cuidamos los resultados provinciales"

En diálogo con Letra P, la candidata radical analiza la elección rionegrina, el rol de la Casa Rosada y el vínculo del PRO con Weretilneck. "Si nos destratan, sería difícil", advirtió.
Por 08/04/2019 20:19

El triunfo arrollador del oficialismo de Río Negro reafirmó una tendencia de las primeras elecciones de 2019: mientras el macrismo y el kirchnerismo hacen cuentas para ver qué espacio salió menos perjudicado o puede nacionalizar el resultado para capitalizarlo, los gobiernos provinciales reafirman su hegemonía, como también sucedió en Neuquén, Chubut y San Juan. "No habrá octubre para Cambiemos si no cuidamos los resultados provinciales", advirtió Lorena Matzen, la candidata de la Casa Rosada que apenas obtuvo el 5,67% de los votos. Muy lejos de la candidata del oficialismo, Arabela Carreras, quien se calzó el traje de candidata a gobernadora apenas 15 días atrás, que cosechó el 52,49% de los votos, y del kirchnerista Martín Soria, que se alzó con un 35,08%. 

 

 

En diálogo con Letra P, la candidata del Gobierno advirtió que tuvo "poco" apoyo de la Casa Rosada y cuestionó el vínculo del oficialismo nacional con el gobernador saliente, Alberto Weretilneck. En ese sentido, reforzó un mensaje de los candidatos radicales que compitieron en nombre de Cambiemos: reclamó "cuidar" los comicios de las provincias para fortalecer la elección presidencial. Además, destacó el respaldo de la Unión Cívica Radical (UCR) y pidió que el radicalismo incremente sus espacios hacia dentro del Gobierno y en la integración de las listas.

-¿Qué balance hace de la elección en Río Negro?

-Fue una contienda muy desigual. Durante toda la campaña presentamos propuestas, basadas en el diagnóstico de Río Negro, trabajamos con seriedad y profesionalismo. No tuvimos recursos, ni de marketing ni para movernos ni en redes, todo fue a pulmón. Con recursos de los candidatos de la lista y propios. Enfrenté toda la artillería del gobierno de la provincia, a mi entender alevoso, pero a las luces de los resultados, fue efectivo. En el caso del FpV, se notó menos recursos, pero importantes igual. No llegamos a penetrar en la conciencia de la gente como opción. Hubo un gran miedo "anti Soria" que lo captó el oficialismo.

 

 

-¿Considera que ese miedo "anti Soria" del que habla es también un "miedo anti Cristina"?

-Cristina conserva buena imagen en Río Negro, a pesar de todo. Soria nunca fue kirchnerista hasta esta elección. El miedo a Soria tiene que ver con sus propias condiciones. Ha tenido siempre un discurso de grieta, de "anti", y la gente está cansada de eso. El antecedente de la ley de disponibilidad marcó mucho a Río Negro. Lo curioso de la elección es que esa ley fue proyectada por Carlos Soria, el decreto firmado por Alejandro Palmieri y defendido en la legislatura por Arabela Carreras, cuando ambos pertenecían al sorismo.

-¿Tuvo apoyo de la UCR para su campaña?

-De la UCR sí, claramente. Agradecida en especial con mis correligionarias diputadas y senadoras, diputados del bloque, los gobernadores y el presidente del partido. Muchos importantes dirigentes como Ricardo Gil Lavedra, Mario Negri, Martín Lousteau y Juan Nosiglia.

 

 

 

-¿Y de la Casa Rosada?

-Poco. Hubo mucho operativo del gobierno provincial para ponerse en candidato del gobierno nacional.

-¿Cree que el oficialismo provincial jugó esa carta o que el Gobierno también dejo que esa idea prosperara?

-Esas ya serían conjeturas de mi parte. Pueden ser ambas.

 

 

-En el caso de Neuquén también pasó algo similar. Pareciera que el PRO se corre de la contienda electoral en ciertas provincias.

-Aquí el grueso del PRO local estuvo trabajando. Hubieron casos sueltos, como el diputado Sergio Wisky y un concejal del PRO Bariloche que se expresaron abiertamente con el "voto útil". El ARI y Lilita (Elisa Carrió) en particular, nos ayudaron.

-Como radical, ¿qué evaluación hace del rol de la UCR en Cambiemos?

-Es necesario que se genere un espacio donde se discutan las decisiones y las estrategias. Hay que dar sentido de participación, si no se produce una falta de contención a las ideas de mi partido y allí surgen los problemas.

 

 

-Hay un sector de la UCR que propone alejarse de Cambiemos. ¿Ve margen para que sesione la Convención Nacional del partido ?

-Ojalá que si. Es necesario que nuestro órgano máximo sesione. Somos un partido con organización, es necesario que funcione. La UCR debe estar en el armado. No podemos seguir como socios con la ñata frente al vidrio.

-¿Cree que debe haber internas en Cambiemos para definir el candidato presidencial?

-Si la UCR no tiene espacios, sí. No habrá octubre si no cuidamos los resultados provinciales de Cambiemos. Aquí el gobierno provincial ha estado con todos... se ha manifestado a favor del peronismo federal. Si nos destratan, será difícil.